¿Son evitables o inevitable los contagios masivos de Covid-19?



Tras la pandemia del COVID-19 ha sido crucial posponer conciertos en vivo, bodas, fiestas, misas, etc; con el objetivo de evitar lo que se conoce como eventos de contagio masivo, que según experto del Hospital Houston Methodist es un fenómeno en el que una sola persona contagia a más de 2 o 3 personas, y a veces muchas más.


Todos hemos escuchado a estas alturas que existen algunos eventos de alto contagio de COVID-19. Aquellos en donde se demuestra por rastreo que basta con un paciente infectado, denominado “paciente cero”, en un ambiente propicio para resultar en un foco gigantesco de nuevas infecciones.

Los eventos de contagio masivo son los que nunca nos hubiéramos imaginado antes de la pandemia. Algunos ejemplos prominentes de dichos eventos son: juegos de futbol, coros de música practicando, misas, fiestas de cumpleaños, bodas y centros nocturnos.

Mientras que algunos de estos eventos seguían ocurriendo antes de conocer la severidad de la pandemia, ahora es aceptado y completamente entendido que todos estos eventos tienen características en común: una cantidad masiva de personas en espacios cerrados y en donde no se utiliza mucho el cubrebocas. La pregunta que emerge es, ¿si estos eventos de contagio masivo son consecuencias inevitables de la pandemia por COVID-19, o si pueden prevenirse?

“Parece ser que algunas personas infectadas con COVID-19 son mucho mejores para diseminar el virus comparadas con otras, y esto puede llevar a la generación de eventos de contagio masivo”, afirma el Dr. Wesley Long, director de microbiología diagnóstica del Hospital Houston Methodist. “No sabemos aún porque algunas personas son más contagiosas que otras. Tampoco sabemos quiénes son dichas personas o quienes serán. Lo que sí sabemos es que los eventos de contagio masivo son totalmente prevenibles”. ¿Qué significa el contagio masivo exactamente?

Antes de definir qué es el alto contagio, es bueno entender lo que no es. Es decir, no estamos hablando de lo que la mayoría de las personas identifica como el modo común de la transmisión del COVID-19, y esto del contagio de un individuo hacia un grupo pequeño de personas. Toda enfermedad infecciosa tiene lo que se conoce como número básico de reproducción (R0), que representa un promedio de contagio de la enfermedad en cuestión. Dicho de otro modo, es el promedio de personas que son contagiadas a través de un solo individuo infectado que no se cuida. El R0 del COVID-19 es de entre 2 y 3 personas.


“Dado que cada persona infectada puede transmitir el virus a 2 a 3 personas más, es fácil visualizar como en una reunión o evento se pueden infectar otras personas a partir de un solo individuo.


Este número se puede incrementar cuando el evento se lleva a cabo en un área de alta transmisión comunitaria del virus y esto es lógico, porque habrá más posibilidades de tener a muchos individuos contagiados dentro del mismo evento o reunión”, explicó el Dr. S. Wesley Long, quien también es profesor asistente de patología y medicina genómica del Hospital Houston Methodist. Mientras que este escenario demuestra lo fácil que es el contagio de COVID-19 en eventos grandes, no necesariamente estamos hablando de un evento de contagio masivo”. El contagio masivo es un fenómeno en el que una sola persona contagia a más de 2 o 3 personas, y a veces muchas más. Esto no solo hace complicado basarse en el R0 para predecir riesgo y rastrear un brote de COVID-19, sino que le agrega una capa adicional de complejidad al entendimiento del COVID-19. “En otras enfermedades infecciosas, como la influenza estacional, el contagio tiende a suceder de una manera muy predecible”, comenta el Dr. Long. “Pero en el caso del COVID-19, el comportamiento es más complejo y esto es en parte porque el virus es mucho más contagioso. Es decir, las personas infectadas contagian a tantas otras que es imposible determinar quiénes fueron los contagiados”. Por ahora, los expertos solo pueden especular el por qué algunas personas diseminan el virus mucho mejor que otras. Pero lo que sí se sabe a ciencia cierta, es que se necesita la combinación de una persona infectada que transmita el virus con mucha eficiencia y que atienda a una reunión o evento con pocas medidas de seguridad para tirar por la borda la predictibilidad del R0, resultando en muchas más personas infectadas que solo 2 o 3 al término del evento.

“Por ahora, la mayor parte de las personas entiende que, puedes tener COVID-19 y no saberlo, ya sea porque los síntomas son muy leves o simplemente no se han desarrollado aún”, explica el Dr. Long. “A dicha realidad hay que agregarle el hecho de que hay personas que contagian más que otras y que no lo saben. Por eso, cualquier evento puede resultar en un número enorme de casos nuevos de infección, aún si el virus no se está esparciendo ampliamente en una comunidad determinada. A veces solo basta con una persona infectada”.

Cómo prevenir un evento de contagio masivo

Mientras que las personas “super contagiosas” pueden ser un ingrediente “secreto” dentro de un evento de contagio masivo porque nos sabemos quiénes son, hay otros ingredientes que no son para nada secretos.

“El contagio masivo requiere de un grupo de personas tomando una decisión colectiva de reunirse en grupos grandes y en maneras poco seguras que incrementan el riesgo de transmisión del virus”, explica el Dr. Long.

Pero las buenas noticias son que hay manera de evitar los eventos de contagio masivo y esto es tomando las medidas preventivas que ya conocemos:

• Distanciamiento social (que pudiera ser más lejos de lo que piensas) • Usar cubrebocas, especialmente cuando el distanciamiento social sea difícil de llevar a cabo • Evitar multitudes y reuniones grandes, particularmente aquellos que son en lugares cerrados con mala ventilación • Lavarse las manos frecuentemente • Permanecer en casa si estás enfermo “Quizá uno de los aspectos más importantes que los eventos de contagio masivo nos enseñan, es que debemos continuar vigilantes durante toda la pandemia, en todo momento y no solo cuando estamos en una comunidad de alto contagio. Esto es de vital importancia”, apunta el Dr. Long. “A veces cuando asumes que el riesgo es bajo, recuerda que solamente se necesita una persona infectada y una reunión con otras tantas para potencialmente comenzar un evento de contagio masivo”.

Entradas recientes