top of page

La Parotiditis se caracteriza por la hinchazón en las mejillas


La emergencia sanitaria por COVID-19 ha disminuido la atención de otros padecimientos como la parotiditis.


La parotiditis epidémica, conocida popularmente como las paperas, es una infección vírica contagiosa que afecta principalmente a las glándulas que fabrican la saliva, que se inflaman y duelen. Las más grandes de estas glándulas, las parótidas, están justo delante de las orejas y se extienden algo hacia abajo; hay también otras situadas debajo de la mandíbula.


Suele ser una enfermedad leve y no deja secuelas, pero en ocasiones puede complicarse con una meningitis de características benignas o con inflamación del páncreas o de los testículos. La afectación de los órganos sexuales solo de forma excepcional produce esterilidad. Antes, cuando no había vacuna, era también causa de sordera de un solo lado permanente.


Se caracteriza por la hinchazón que causa en las mejillas y alrededor de la mandíbula.

Los síntomas más comunes son: • Fiebre • Dolor de cabeza • Cansancio • Pérdida del apetito


El virus se transmite con el contacto directo de saliva o gotitas respiratorias de una persona infectada.


Puede llegar a ocasionar problemas de larga duración como:

• Meningitis (inflamación del tejido que recubre el cerebro y la médula espinal)

• Sordera (temporal o permanente) • Encefalitis (inflamación del cerebro) • Orquitis (inflamación de los testículos) • Ovaritis (inflamación de los ovarios) • Mastitis (inflamación de las mamas)

Se puede prevenir con la vacuna es la mejor manera de reducir el riesgo de que sus hijos contraigan paperas. La dosis de la vacuna por vía subcutánea. Se administra como rutina a los niños en 2 dosis: una a los 12 a 15 meses y una a los 4 a 6 años. Generalmente es parte de una vacuna combinada (vacuna triple vírica o MMR, por sus siglas en inglés) que protege contra tres enfermedades: el sarampión, las paperas y la rubéola.


No hay un tratamiento específico para las paperas, en la mayoría de casos se trata sólo de mejorar los síntomas mediante el uso de antitérmicos, antiinflamatorios y frío local. Se pueden aplicar compresas frías en la glándula parótida o en el testículo para aliviar el dolor.



Comentarios


Entradas recientes
bottom of page