Cuida a cada miembro de tu familia de la influenza

En estos meses de cambios tan drásticos de temperatura, es común que nos enfermemos de una gripe o catarro.

Sin embargo, ante la sindemia actual a la que nos enfrentamos de coronavirus e influenza, nos hemos visto en la necesidad de aumentar y seguir practicando las medidas de prevención sanitaria y el cuidado constante de nuestra salud y la de cada miembro de la familia. Además, de estos dos virus, el de influenza es el único que es prevenible y cuenta con un tratamiento existente para quienes los requieran.

Durante esta temporada, cada miembro de la familia debe seguir las medidas de prevención sanitaria, además, si hay un pequeño en casa, la participación de todos ayudará en la enseñanza y práctica de estas medidas para que pueda ser algo divertido y que se convierta en un hábito para ellos. Algunas de las medidas son:

  1. El correcto y constante lavado de manos después de ir al baño, tras estar en contacto con algún objeto contaminado o sucio, antes de comer o manejar comida, antes de tocarnos la cara, boca, nariz u ojos, entre otras.

  2. Estornudar y toser en el doblez o interior del codo.

  3. El uso correcto del cubrebocas.

  4. Mantener una sana distancia.

Así mismo es importante recordar que actualmente existen herramientas para prevenir y tratar el virus de influenza. Hoy en día existen tratamientos antivirales formulados especialmente para niños, como oseltamivir suspensión, que puede ser utilizado en bebés a partir de las 2 semanas de vida. El profesional de la salud recomendará el tratamiento que mejor se adecúe a las necesidades de tu pequeño.

Si tú o algún miembro de tu familia contrae influenza, aunque el riesgo de contagio aumenta, existen ciertas medidas que puedes tomar para minimizarlo:

  • Si tú o tu pareja están enfermos, es importante que la persona que no esté enferma sea el principal cuidador de tu pequeño. Si esto no es posible o ambos contrajeron el virus, considera solicitar ayuda a un amigo o familiar.

  • No toques los ojos, boca o nariz de tu hijo, ya que son las principales vías de contagio.

  • Evita el contacto cara a cara con tu pequeño mientras estés enfermo. Utiliza un tapabocas para minimizar el riesgo.

  • Lava tus manos cada vez que estornudes, tosas o vayas a estar en contacto con tus hijos y recuerda tirar inmediatamente los pañuelos desechables después de usarlos. Lleva contigo gel desinfectante si sales de casa.

  • Desinfecta las superficies, sobre todo con las que entres en contacto para evitar propagar el virus.


El virus de la influenza llega a presentar sus síntomas entre el día 1 y 4 de contagio, y de acuerdo con la OMS, se estima que cada año hay entre 3 y 5 millones de casos graves y alrededor de 290 mil y 650 mil personas fallecen por esta epidemia. La mayoría de las personas que presentan casos graves de influenza, que puede presentarse desde una neumonía o incluso causar la muerte, suelen ser niños pequeños menores de 5 años, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas que tienen otras enfermedades preexistentes.

“En Laboratorios Liomont, laboratorio mexicano con más de 80 años de experiencia, tiene como prioridad la salud de cada miembro de la familia mexicana, por lo que les queremos reiterar a las mamás y papás que, durante esta temporada de influenza, sus hijos e hijas también pueden recibir un tratamiento adecuado bajo recomendación de un especialista, con quien deberán acudir dentro las primeras 48 horas de infección” mencionó el Dr. Miguel Ángel Arreola, director médico de Laboratorios Liomont.



Entradas recientes