¿Nuevo cachorro en casa? bienvenido



En esta época muchas personas reciben o llevan cachorros a casa, pero hay que estar conscientes de que es una gran responsabilidad por lo menos de 10 a 15 años. Si este es tu caso, debes saber que ha llegado un integrante más a tu familia y que a partir de ahora cuentas con un nuevo amigo.


Recuerda que al llegar a tu hogar puede presentar angustia o estrés, bríndale mucha atención, cariño y sobre todo ten mucha paciencia. Permítele que visite y huela todas las esquinas y rincones de su nueva casa, de esta forma podrá familiarizarse con ella.


Para poder compartir y disfrutar muchos momentos de felicidad junto a él, es importante que conozcas los cuidados que debe tener desde los primeros meses de vida; así como alistar todas las cosas que le serán útiles para que crezca sano y feliz. Esto es lo que necesitas a su llegada a tu hogar:

· Cama y casa: Debe ser un lugar cómodo y suficientemente grande para que pueda acomodarse al dormir.

· Collar: Asegúrate que sea resistente y del tamaño adecuado. Deben caber al menos 2 dedos entre su cuello y el collar para que no le moleste.

· Platos: Para agua y alimento. Son mejores los de cerámica o metal.

· Alimentación: Debe ser un alimento balanceado diseñado especialmente para esta etapa de su vida, le brindará los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte.

· Juguetes: Los de plástico lavable son una buena opción. Debes tener varios para que no muerda todo lo que se le ponga enfrente. A través del juego puedes enseñarle algunas reglas y mostrarle con qué puede jugar y con qué no.

· Correa y placa de identificación: La correa debe ser cómoda para él y para ti. También resistente y tener el largo necesario para que estés al pendiente de él, te sugerimos de 1 a 3 metros máximo. La placa debe tener su nombre y datos de contacto del tutor.

· Cepillo e higiene: El cepillado diario ayudará a mantener su pelo brillante y limpio. Y si de ponerlo guapo se trata, a partir de los 45 días de edad ya puedes darle un buen baño. Utiliza productos exclusivos para ellos como un jabón dermatológico o neutro. Te recomendamos bañarlo cada 3 o 4 semanas.

· Baño: Considera un área de tu casa para que tu cachorro haga pipí y popó. Debes acercarlo cuando creas que es el momento; dedicarás mucho tiempo antes de que pueda ir solo hasta ese sitio.

· Sociabilización: Durante los primeros meses de vida es fundamental para que crezca estable y feliz. Te sugerimos que conviva con otros perros y niños bajo los cuidados necesarios. Acostúmbralo a ruidos fuertes para que más adelante no les tema.




Finalmente, no puedes olvidar su primera visita al veterinario para valorar su estado de salud y programar su esquema de vacunación. Él te dará la mejor recomendación para que crezca sano.


Ahora ya lo sabes, tu cachorro requiere de mucha atención y amor. No olvides que es un integrante más de tu familia y que eres responsable de su crecimiento saludable.

Por: Dra. Claudia Edwards, etóloga y directora de programas

Humane Society International México (HSI/México)

Entradas recientes