Inculca el hábito de beber agua a tus pequeños



El consumo habitual de agua en los pequeños es fundamental para su desarrollo.

El agua es imprescindible para el funcionamiento del organismo sin importar la edad y en los pequeños es esencial para su desarrollo, pues desgastan su energía y sudan de manera continua al jugar y realizar diferentes actividades físicas, por ende, es necesario reponer el líquido que su organismo ha eliminado. En épocas como el verano es cuando más debemos reforzar que los pequeños beban suficiente agua.

El sentirse cansados, tener mareos, boca seca, calambres, estreñimiento, piel seca y fría, son algunos de los síntomas más comunes para detectar cuando los pequeños no tienen una hidratación adecuada.

Te enlistamos algunos beneficios que aporta beber agua:

  1. Ayuda a que el organismo elimine toxinas y se depure a través de la orina, heces y transpiración.

  2. Es un líquido vital, pues estimula el metabolismo.

  3. Evita el estreñimiento, un malestar muy común en los niños.

  4. Optimiza el proceso de traslado de los nutrientes a las células.

  5. Mantiene la temperatura correcta, con lo cual todo el organismo trabajará eficientemente y los órganos vitales quedarán protegidos.

Los pequeños son más susceptibles a los cambios de temperatura, su piel es más delgada y esto permite que la transpiración sea más compleja y pierdan mucho líquido, aunque no muestren signos de tener sed. Siempre hay que tener en cuenta el tamaño y peso del niño, así como su nivel de actividad y el lugar donde se encuentre, pues la humedad o un elevado nivel de transpiración, hacen que el niño pierda gran cantidad de líquido y por ende necesitará consumir más líquido.

El primer año se recomienda dar al bebé zumos o lácteos cada tres horas, de 680 ml a 800 ml al día; de 1 a 3 años, de 1.1 a 1.3 litros al día, de 4 a 8 años un promedio de 1.6 litros al día, de los 9 a los 13 beber de 1.9 a 2.1 litros diarios, Esta cantidad de líquido recomendado debe ser superior en aquellos que practican ejercicio físico de forma habitual o durante la época veraniega.

Kid City te comparte algunos tips para hidratar fácilmente a los pequeños:

  1. Elijan juntos un vaso acorde a la edad de tu hijo, encontrarás muchos estampados que llamarán su atención, pero de inmediato te dirá cual es el favorito porque quizás tenga a su personaje estrella.

  2. Siempre ofrécele agua fresca, la caliente o tibia generalmente no será de su agrado a menos que el clima sea frío.

  3. Puedes licuar alguna de sus frutas favoritas, además de ser natural puede ser un gran aliado por su contenido de vitaminas y minerales, reforzando su sistema inmunológico.

  4. Recuerda que no hay mejor enseñanza que con el ejemplo, si los padres interactúan con sus hijos y estos los ven tomar agua natural, por ende, ellos lo harán.

  5. El melón, sandía, fresa, papaya y piña son algunas frutas que contienen agua en su composición, incluye alguna en su dieta diaria en forma de postre.

Para Kid City la salud y bienestar de tu pequeño siempre será una prioridad, visita el blog y descubre un sinfín de tips de alimentación, recetas y snacks saludables, lo hacemos #PorTi a #TuManera.

Entradas recientes