Cuidemos a adultos mayores del COVID-19


Debido al envejecimiento natural del sistema inmunológico, las personas de 60 años y más se encuentran en especial riesgo de experimentar complicaciones en caso de contagio por COVID-19. Por ello, expertos del Hospital Houston Methodist nos indican cómo cuidarlos, especialmente durante el invierno.


Los adultos mayores son de las poblaciones más vulnerables en todo el mundo por la pandemia del COVID-19, es por ello que médicos del Hospital Houston Methodist instan a reforzar el cuidado de esta población para evitar exponerse al virus y a un posible contagio. Las personas de 60 años y más se encuentran en especial riesgo de experimentar complicaciones y muerte por esta enfermedad, debido muy probablemente al envejecimiento del sistema inmunológico y a la presencia de múltiples comorbilidades. El riesgo es particularmente alto en personas mayores que viven en instituciones de cuidados a largo plazo. En estas instituciones, la enfermedad puede dispersarse rápidamente entre las personas mayores residentes y el personal que labora en ellas.

El Dr. Faisal Masud, director del Centro de Cuidados Críticos del Hospital Houston Methodist explicó que “el riesgo que presentan los adultos mayores es mucho mayor en comparación con la población de pacientes más jóvenes. Los factores de riesgo son básicamente que cuando se llega a los 65 años muchos pacientes pueden tener presión arterial alta o hipertensión, y si tienen obesidad también pueden tener mayores complicaciones, asimismo, la diabetes los pone en riesgo mayor.”

Agregó que, “cuando una persona contrae el COVID- 19, el virus afecta los pulmones y vasos sanguíneos, de manera que estos pacientes tienen una menor capacidad para combatir la infección, lo que hace que incremente el riesgo de muerte.” Los adultos mayores que contraen COVID-19 tienen “un riesgo mucho más alto de complicación y de ser ingresados en el hospital e incluso cuando se recuperan, estos son pacientes que tienen una mayor probabilidad de sufrir pérdida de memoria, confusión, debilidad y algunos de ellos están presentando graves daños en los pulmones.” Respecto a los cuidados que se debe seguir para esta población, en caso de que ya hayan superado al COVID-19, el Dr. Masud explicó que, “es importante fortalecer su estado nutricional porque se debilitan mucho. También necesitan apoyo de fisioterapia porque los músculos también se ven comprometidos, necesitan tener un seguimiento regular porque sus pulmones y su cerebro pueden deteriorarse por lo que necesitan un seguimiento médico muy puntual.” Debido a que hasta ahora no hay ninguna vacuna contra el COVID-19 y ante la temporada invernal, el Gobierno mexicano está reforzando la información de prevención y cuidados, especialmente para los adultos mayores e incentivando la aplicación de la vacuna contra la influenza estacional con prioridad en dicha población altamente vulnerable.


Por ello, si tienes a un adulto mayor refuerza el mantenerlo en casa y recuérdale los mensajes básicos de prevención de COVID-19 que son el lavado de manos constante, desinfectar todas las bolsas y cosas que entren a la casa y si salen de casa, usar cubrebocas y salir abrigados antes los cambios de temperatura que estamos viviendo. Para finalizar, el Dr. Masud enfatizó que “las personas mayores con ingresos económicos limitados lamentablemente sufren de mayores complicaciones por COVID-19 y creo que eso es lo que todos los países deberían mirar, en cómo podemos brindar una mejor atención a esta población tan vulnerable, así como a otros grupos de alto riesgo como por ejemplo quienes viven con obesidad, diabetes e hipertensión. Creo que este debería ser el enfoque para prevenir estas enfermedades”.

Entradas recientes