¿Cómo debe de ser la relación entre niños y gatos?



Los gatos son conocidos por ser criaturas increíbles, adorables, cautivadoras y una vez que se deciden a obtener lo que desean es inútil resistirse a sus encantos. Cuando un gato llega a la vida de un niño, el valor de la responsabilidad es uno de los beneficios que traerá a su vida. Lo cuidará, jugará y alimentará, pero también le dará alegría y compañía.



Respetar su sueño: cuando éste duerma no se le debe de molestar, ni abrazar o querer jugar con él. Los niños deben entender que, así como los humanos tienen momentos para descansar, su animal de compañía también. Ya encontrarán momentos para jugar después.

Respetar su comida: el momento de la comida puede crear un vínculo especial con un gato, y los niños pueden ser parte importante de este momento. Permite que ellos se lo sirvan. Pueden integrar a su dieta los deliciosos filetes selectos de Sheba®, alimento húmedo súper premium, para que ambos disfruten de este tiempo.

Caricias suaves: debes mostrarle que a los gatos les encanta recibir atención y caricias, pero deben de ser delicadas y suaves, no con tanta fuerza o rudeza, obsérvenlo e identifiquen cómo le gusta ser acariciado y háganlo juntos.

Respetar su espacio: ubiquen cuál es el lugar favorito de su gato y muy probablemente cuando éste se encuentre en él, es porque no desea ser molestado, por lo que debes respetar su espacio.

Momento de juego: utilicen juguetes especiales para ellos, pueden crear dinámicas divertidas y aptas para todas las edades, tanto del gato como de los niños.

No olvides que dependiendo de la edad del niño será importante estar acompañado de un adulto, de modo que todos en conjunto entiendan que la personalidad de un gato es irresistible y que puede convertirse en el compañero ideal de un niño.

Para conocer más sobre Sheba® visita: https://www.sheba.com.mx

Entradas recientes