Advierten sobre riesgos de utilizar parches para acné


Aunque es más frecuente en adolescentes, afecta a personas de todas las edades, y los Parches hidrocoloides de uso cosmético no se recomiendan como tratamiento


Actualmente son muy populares los contenidos en redes sociales sobre el uso de parches para combatir el acné; sin embargo, especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), no los recomiendan para tratar dicho padecimiento.


Algunos apósitos –aclararon– son utilizados comúnmente por profesionales de la salud como coadyuvantes en la cicatrización de heridas que no pueden sanar fácilmente así como en quemaduras, lesiones en la piel y cirugías.


Si bien los parches hidrocoloides absorben el exudado (de escaso a moderado), apoyan la cicatrización en un ambiente húmedo y actúan como una barrera contra contaminantes externos (bacterias, agua, suciedad).


Los médicos de la FMD advirtieron sobre los riesgos que puede representar utilizar estos productos para el acné sin la recomendación de un profesional de la salud.


La doctora Susana Canalizo, vicepresidenta de la FMD, explicó que al “adoptar el uso de parches de grado cosmético puede ser potencialmente peligroso para el paciente con acné ya que se corre el riesgo de tener alguna reacción a los activos e incluso ocasionar otro tipo de lesiones”.


La especialista en dermatología resaltó la importancia de diferenciar los parches hidrocoloides de uso médico y de uso cosmético. Estos últimos contienen –en su mayoría– ácido salicílico, sustancia que es delicada porque si se usa de manera indiscriminada puede ocasionar lesiones más graves de acuerdo con la concentración.


La doctora Rossana Llergo, presidenta de la FMD, detalló que el acné es una enfermedad inflamatoria del folículo pilosebáceo que se caracteriza por exceso de secreción de grasa, taponamiento del folículo piloso, incremento de cutibacterium acnes e inflamación. Las lesiones pueden ir desde espinillas hasta nódulos y quistes.


Aunque los adolescentes son la población afectada principalmente, a cualquier edad se puede desarrollar acné. Entre las principales causas están los cambios hormonales durante la pubertad, el embarazo, así como la menstruación, el uso de algunos métodos anticonceptivos hormonales y el estrés.


“Es por ello que no se recomienda utilizar cualquier producto cosmético porque el acné requiere un tratamiento de tipo sistémico, con medicamentos específicos, además del acompañamiento de un médico especialista. De no tratarse adecuadamente puede dejar secuelas permanentes como cicatrices y manchas post-inflamatorias”, agregó.


Finalmente, la doctora Llergo reiteró que la FMD informa a la población sobre las mejores opciones para el cuidado de la piel y enfatizó la importancia de acudir a una consulta dermatológica para que el médico, con base en el historial clínico y una exploración, recomiende el tratamiento más adecuado. El diagnóstico oportuno y evitar la automedicación son determinantes para disminuir las complicaciones.


Entradas recientes