Alergias más comunes en mascotas y cómo identificarlas

Al igual que los humanos, nuestras mascotas pueden llegar a presentar alergias.

La comezón, el rascado y las mordeduras (lesiones autoinducidas) son los primeros signos que se pueden presentar y a menudo son tan solo una señal de lo que está sucediendo debajo de la piel de nuestra mascota.

Existen diferentes causas de los problemas cutáneos en perros y gatos, el MVZ Gonzalo Caballero, Asesor Técnico para la Comunicación Científica de Royal Canin®, nos comparte cuáles son las más comunes y por qué suceden:

  • Alergia e intolerancia al alimento: Como sabemos, el sistema inmunológico de nuestras mascotas las protege contra virus y bacterias, igual que a nosotros los humanos. Los alimentos para mascotas contienen proteínas que pueden variar en tamaño. Cuando se presenta una alergia alimentaria, el sistema inmunológico de nuestra mascota reacciona a las proteínas de gran tamaño confundiéndolas con un alergeno potencial (sustancia que provoca alergia), por lo que el sistema inmunológico se defiende, desencadenando la reacción alérgica que se traduce en comezón, enrojecimiento en la piel y en algunos casos heces blandas o vómito.

  • Parásitos externos: Las pulgas, garrapatas y ácaros son de los parásitos más comunes encontrados en perros y gatos. Cuando alguno de éstos pica la piel de nuestras mascotas inyectan su saliva, algunos perros y gatos son alérgicos a esta saliva, lo que provoca comezón y desencadena la pérdida de pelo o lesiones cutáneas autoinducidas.

  • Dermatitis atópica ambiental: Los alergenos se pueden encontrar en el ambiente como en el polen, las plantas, insectos, polvo, entre otros. La piel de nuestras mascotas crea una barrera contra estas sustancias evitando que pase a través de ella, sin embargo, cuando esta barrera no funciona de manera normal estimula el sistema inmunológico provocando inflamación en la piel causando enrojecimiento, erupciones, oscurecimiento de la piel, infecciones recurrentes e incluso otitis crónica.

  • La dermatofitosis es un tipo de hongo que afecta particularmente a los gatos y perros pequeños, especialmente si son jóvenes o viven con varias mascotas. Las mascotas con dermatofitosis sufren pérdida de pelo, generalmente los huecos sin pelo se cubren con una costra. Generalmente, las lesiones de este hongo aparecen en patas, cabeza y orejas, pero pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. La dermatofitosis se puede transmitir de mascotas a humanos, por ello es importante buscar atención médica inmediata si sospechas de ella.

En casos de problemas relacionados con la piel como llagas, erupciones, pérdida de pelo e inflamación del oído, es fundamental consultar a su veterinario para que pueda establecer la razón del problema. Esto puede implicar varios tipos de procedimientos como: raspado cutáneo, muestra de pelo, muestreo celular, dieta de eliminación y otros procedimientos avanzados como análisis de sangre, biopsia, etc.

Hay diferentes tratamientos para las alergias en mascotas, así como dietas que nos ayudarán a abordar las causas de los problemas en la piel, por ejemplo, la línea dermatológica de Royal Canin® contiene una combinación de ácidos grasos esenciales para mejorar la piel y ayudar a reducir los signos de enfermedad.

Los alimentos con proteína hidrolizada ayudan a controlar la alergia alimentaria minimizando la exposición de perros y gatos a las proteínas que la causan.

La solución a la alergia debe ser prescrita, dependiendo la condición individual de cada mascota, por eso es muy importante que si has notado algún síntoma o sospechas de alergia ¡Consulta a tu veterinario!

Entradas recientes