¿Qué dicen las uñas de nosotros?

¿Alguna vez te has preguntado, si alguien ve tus uñas de las manos que transmitirían de ti?

 

Realizarte un manicure no es solamente arreglarte las uñas, es un espacio donde dejas ver al otro una parte de tu personalidad, ya que hablan de nosotros más de lo que imaginamos. El color y la forma varía en cada persona dependiendo su estado emocional, sus eventos, su profesión y sobre todo su personalidad.  

 

Es posible que durante estos meses hayamos dejado de lado este importante elemento que forma parte del autocuidado, que trasciende más allá de la vanidad.

 

Los dedos y uñas están en contacto constante con nuestro entorno, por lo que son propensas a enfermedades como hongos, uñas enterradas, blandas, quebradizas o amarillentas.

 

Por esas razones es importante observarlas, cuidarnos y consentirnos con un manicure aproximadamente cada 2 semanas.  La buena noticia es que no es necesario salir de casa para seguir estos pasos esenciales: empujar la cutícula o cortarla, exfoliar la piel e hidratarla con crema antes de inundar nuestras manos de colores discretos o atrevidos. 

 

Hay colores de esmalte básicos como el rojo, nude o blanco; hay estilos de manicure más osados con transparencias, terminado mate, aplicaciones, colores distintos en cada uña o decorarlas por temporada.  Otras personas viven bajo el lema “menos es más”, por lo que hay esmaltes que reflejan esta mentalidad pragmática y creativa a través de sus colores atemporales y versátiles. Hay opciones para todos, pues el manicure no es una práctica solamente para mujeres, sino una carta de presentación que todos debemos cuidar.  

 

Los productos para uñas se utilizan para colorearlas, protegerlas contra daños, suavizar y acondicionar las cutículas. Incluyen esmaltes, quitaesmaltes y limas de uñas.  

 

Los esmaltes y endurecedores son recubrimientos que se aplican a la placa de la uña para proporcionar un aspecto agradable y para tratar condiciones específicas, como uñas blandas, peladas o quebradizas.

 

Los tratamientos de uñas son recubrimientos que se aplican para un propósito específico e incluyen

1) capas de base para aumentar el desgaste del esmalte,

2) rellenos de crestas para suavizar la uña y

3) capas superiores diseñadas para aumentar la longevidad y el brillo del esmalte.

 

Los endurecedores o fortalecedores de uñas, como su nombre lo indica, están diseñados para endurecer o fortalecerla. Los quita esmaltes están diseñados para remover el esmalte, suavizar abrillantadores, o endurecedores para que la capa de productos que recubre  la uña se pueda quitar fácilmente.  

 

Los  esmaltes de uñas se han utilizado de forma segura durante muchas décadas por millones de personas. Las uñas de las manos y los pies están hechas de queratina, que es dura y en gran parte impenetrable. Una vez que los esmaltes de uñas, los tratamientos y los endurecedores se secan, los ingredientes de los productos se adhieren en la capa de película endurecida de la superficie de la uña y no pueden ser absorbidos por el cuerpo ni liberados al aire. 

 

Es por eso que es de suma importancia comprar productos de buena calidad, en el mercado formal e informarnos de las características de cada uno de ellos. Cabe mencionar que la industria de productos de belleza cuenta con el Código de Autorregulación y Ética Publicitaria de Productos y Cosméticos (Cosmep) de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (CANIPEC) que tiene como objetivo generar certidumbre a los consumidores en materia de Publicidad y evitar la publicidad engañosa. Lo cual permite, por primera vez a los propios consumidores, distinguir productos de empresas comprometidas con darles información veraz y comprobable sobre los beneficios que ofrecen sus productos. 

 

IG: @CANIPEC

FB: @Belleza & Bienestar de Canipec

Tw: @CanipecMX

#CuidaTuBelleza

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload