Adultos mayores, más susceptibles a desarrollar enfermedades dermatológicas

El prurito afecta a una de cada dos personas mayores de 60 años. Su piel es más seca, sensible y frágil, ñpor lo que requiere cuidados especiales.

 

Médicos especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), hacen un llamado, en el marco del Día del Abuelo o de los adultos mayores a prestar mayor atención al cuidado de su piel, toda vez que la hidratación es fundamental en todas las etapas de la vida y más en esta de plenitud.

 

La doctora Susana Canalizo, vicepresidenta de la FMD, destacó que la piel de los adultos mayores al ser más seca, sensible y frágil, es más susceptible a contraer afecciones dermatológicas, por lo que recomienda que en esta temporada en que hay que lavarse frecuentemente las manos, se utilicen productos que ayuden a restaurar la barrera cutánea, especiales para pieles sensibles, ya que esto favorecerá al pH y la flora cutánea, lo cual es fundamental para tener una piel sana en esta etapa de la vida.

 

Estas afecciones –explicó– se deben a que, durante el envejecimiento, la piel pierde firmeza porque produce menos elastina que son las fibras elásticas que le confieren flexibilidad, y colágeno; es decir las fibras densas que le confieren fortaleza a la piel; además, hay una pérdida de grasa subcutánea importante provocando un adelgazamiento y fragilidad en la zona.

 

Una de las afecciones dermatológicas más comunes es el purito que es una sensación de comezón o picazón en la piel, el cual afecta al 50 por ciento de la población mayor de 60 años en México, y cuya causa más común es la xerosis o piel seca, aunque también puede ser un síntoma secundario de enfermedades como insuficiencia renal, psoriasis y diabetes mellitus.

 

“La xerosis o piel seca se puede tratar mediante el uso de dermolimpiadores sin detergentes, en vez de jabón convencional; también son recomendables los baños cortos con agua tibia y evitar el uso de zacates, esponjas, toallas y cepillos durante el baño ya que pueden lesionar la piel.

 

Además, es recomendable la aplicación de cremas emolientes que ayudan a hidratar y a atrapar la humedad de la piel, sobre todo en esta época que hay que lavar varias veces nuestras manos”, refirió.

 

Respecto del uso de gel antibacterial, la doctora Canalizo explicó que este producto es un gran aliado para eliminar bacterias, virus y algunos hongos pues destruye la membrana celular por reducción de su tensión superficial y desnaturalizando las proteínas, sin embargo, si no existe la hidratación adecuada, algunos adultos mayores pueden desarrollar enfermedades inflamatorias como dermatitis por contacto de tipo irritativo y dermatitis atópica.

 

En este sentido, explicó que, para evitar la aparición de enfermedades inflamatorias, es importante mantener la piel hidratada por lo que recomendó el uso de productos humectantes como los dermolimpiadores y la aplicación constante de cremas emolientes.

 

“Después de lavarnos las manos o aplicarnos gel antibacterial debemos esperar a que nuestras manos estén completamente secas para poder aplicarnos una crema humectante que ayudará a restaurar la barrera cutánea y a prevenir enfermedades inflamatorias de la piel”, apuntó.

 

Finalmente, la doctora Rossana Llergo, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, invitó a la población a seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y a cuidar de forma responsable la salud de la piel de toda la familia y sobre todo de los adultos mayores.

 

Además, pidió a la población que ante cualquier cambio o anomalía en la piel evite remedios caseros –que empeoran las molestias– y acudan con un especialista para obtener un diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado.

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload