Diabetes, hipertensión y obesidad, pueden complicar la infección por COVID-19

¿En qué nos ayuda el puntaje de calcio?

 

 

En la coyuntura actual padecer alguna enfermedad crónico degenerativa es aún más preocupante que en un escenario sin pandemia, ya que se considera que las personas que viven con condiciones como diabetes, hipertensión y/u obesidad presentarán una respuesta más agresiva ante un posible contagio por COVID-19.

Estas tres patologías tienen síntomas muy claros para quien los presenta. Aún así, existen algunas personas que no se percatan de que están desarrollando dichas enfermedades o que ya las padecen desde hace varios años sin haber sido diagnosticados.

En México, por ejemplo, existen 8.6 millones de personas con diabetes y se calcula que existe una cifra similar de personas no han sido diagnosticadas. Es este grupo de personas quienes presentan un mayor riesgo en la salud al no tener conocimiento ni control de la enfermedad. Lo anterior puede provocar un aumento considerable en las posibilidades de que se suscite un evento cardiovascular o bien, sufrir complicaciones severas en caso de infectarse con COVID-19.

De acuerdo con dos nuevos estudios, realizados por el Hospital Houston Methodist, muchas personas con factores de riesgo de enfermedad cardíaca, derivado de vivir con diabetes, colesterol alto y presión arterial alta, no desarrollaron signos tempranos de enfermedad cardíaca debido a que su puntaje de calcio en las arterias coronarias aparecía como bajo.

El calcio juega un papel muy importante en el mantenimiento y regulación de la función cardíaca, por lo que el organismo podría disfrazar los primeros signos de enfermedad al detectar erróneamente un funcionamiento “normal” del corazón.


La cantidad de calcio de las arterias coronarias sirve para medir la placa arterial coronaria. Las placas arteriales coronarias pueden depositarse y crecer lentamente con el tiempo, hasta causar una obstrucción de las arterias llamada aterosclerosis.

Esto puede dar lugar a presión o malestar en el pecho, que se presenta primero con el ejercicio. Además, las placas pueden romperse de repente, causando coágulos de sangre que podrían obstruir totalmente una arteria coronaria y causar un ataque cardíaco.

“Tradicionalmente, tendemos a depender de factores de riesgo básicos como el nivel de colesterol y otros para decidir el riesgo y la necesidad de terapias como las estatinas o los inhibidores de PCSK9 inyectables”, explicó el Dr. Khurram Nasir, Jefe de Prevención y Bienestar de Enfermedades Cardiovasculares en el Hospital Houston Methodist y autor principal de ambos artículos. 

El Dr. Nasir explicó que el primer estudio siguió a más de 67,000 pacientes de múltiples centros durante casi 13 años. Los investigadores concluyeron que aquellos pacientes sin presencia de un alto puntaje de calcio en las arterias coronarias, incluso si tenían múltiples factores de riesgo, como diabetes o hipertensión, presentaron mejores resultados y tenían menos riesgo de morir de enfermedad cardíaca que otros que tenían un alto puntaje de calcio en las arterias coronarias y ningún factor de riesgo.

En el segundo estudio, el experto y su grupo encontraron que casi la mitad de los pacientes presentaba un defecto genético en su metabolismo, llamado hipocolesterolemia familiar heterocigótica (HeFH) que provoca que una persona nazca con niveles de colesterol dos o tres veces más altos de lo normal y que lleva un riesgo muy alto de tener un ataque cardíaco prematuro, sin embargo su puntaje de calcio en las arterias coronarias aparecía como bajo.

“Ahora estamos realizando un esfuerzo para descubrir y comprender qué características específicas tienen los individuos con enfermedades preexistentes, en ambos estudios, que los protegen del desarrollo de la aterosclerosis”, dijo Nasir. “Una vez que descubramos eso, podemos desarrollar terapias que brinden a todos una mejor oportunidad de no desarrollar aterosclerosis y prevenir enfermedades del corazón”.


Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload