Fumar, afecta la salud visual, favorece ojo seco, catarata y enfermedades de la retina

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, el Consejo Optometría México hace un llamado a dejar de fumar por el daño e impacto de este hábito, en la salud visual y ocular, de fumadores pasivos y activos, para muchos aún desconocido. Asimismo, se une al llamado de la OMS a todos los jóvenes para que se sumen a la lucha por convertirse en una generación libre de tabaco. 

 

 

Liliana Pérez Peralta, vocera del Consejo Optometría México, detalla que el humo de tabaco contiene más de 7 mil sustancias químicas como nicotina, monóxido de carbono, alquitrán y metales pesados ─como cadmio, níquel y cromo─ capaces de dañar gravemente los pulmones; provocar adicción por la dependencia a la liberación de dopamina, y aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, enfermedades cerebrovasculares, cardiovasculares, además de los problemas visuales y las enfermedades oculares que se describen a continuación por ser las más frecuentes o de mayor gravedad:

 

Ojo seco: De acuerdo con un estudio realizado en Tlaxcala en el año 2013 por Enrique O. Graue-Hernández, los síntomas habituales de ojo seco se presentaban hasta dos veces más en fumadores habituales en comparación a los no fumadores. El ojo seco suele manifestarse con enrojecimiento ocular, irritación, mayor sensibilidad a la luz, visión borrosa y otros síntomas de incomodidad visual.

 

Catarata: Suele considerarse la principal causa de ceguera reversible en México y en el mundo. La catarata nuclear se asocia al hábito del tabaquismo, aún después de realizar los ajustes estadísticos para descartar la edad de los pacientes como factor de confusión, de acuerdo con una revisión sistemática realizada en España.

 

Enfermedades de la retina: El consumo habitual de tabaco adelgaza la retina y coroides (capas internas del ojo de gran relevancia para la visión). En relación con el envejecimiento prematuro de la retina, se ha propuesto evitar el hábito tabáquico como un factor de prevención de la degeneración macular asociada a la edad, así como para evitar sus etapas más avanzadas (etapa neovascular) que pone en grave riesgo la visión de los pacientes.

 

Fumar durante el embarazo: Aumenta el riesgo de estrabismo (desviación de la alineación visual de los ojos), sin embargo, su influencia en enfermedades como anoftalmia (el bebé nace sin uno o ambos ojos), microftalmia (uno o ambos ojos son más pequeños por desarrollo incompleto de las estructuras oculares), e hipermetropía es aún controversial. Se ha probado su asociación con enfermedades de la retina en el recién nacido como son la retinopatía del prematuro y la formación defectuosa del nervio óptico, ambas enfermedades producen ceguera irreversible.

 

Pérez Peralta resaltó que es importante difundir que las sustancias dañinas del tabaco, liberadas en los pulmones, llegan al globo ocular mediante el sistema circulatorio y afectan su irrigación. Los tóxicos del cigarro aceleran el envejecimiento celular y esto ocasiona las ya mencionadas cataratas.

 

Ante este panorama, el Consejo Optometría México recomendó, una vez pasada la contingencia por coronavirus, agendar una consulta con un licenciado en optometría, con título y cédula profesional, quien está capacitado para evaluar el estado de salud de cada una de las estructuras del ojo, así como el posible deterioro por esta condición o alguna otra causa.

 

Los licenciados en optometría, a través del Consejo Optometría México, manifiestan su compromiso con la OMS y se suman a la campaña del Día Mundial Sin Tabaco 2020 al proporcionar a niños, adolescentes, jóvenes y a sus padres, a través de redes sociales, información actualizada sobre los riesgos asociados con el uso de esos productos en la salud visual y ayudando a sus pacientes a que dejen de fumar a través de consejos sencillos.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload