El cáncer de piel va en aumento, el peor es el melanoma

Un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar o con la aparición de un lunar nuevo, que puede ser de uno o varios colores, anormal en su forma o “de aspecto desagradable”, puede ser un síntoma de melanoma.

 

 

El Día Mundial del melanoma cuyo objetivo es concienciar a la población sobre la importancia del diagnóstico precoz de este tipo de cáncer, se conmemora el 23 de mayo para concientizar sobre la importancia de revisar frecuentemente la piel y en caso de detectar algo inusual, acudir al médico dermatólogo.

 

Pese a que el carcinoma de células basales es el tipo de cáncer de piel más común, el melanoma representa el 4% de los tumores malignos de la piel y sigue siendo el responsable del 80% de las muertes de este tipo de tumores.

 

En nuestro país, el Melanoma tiene una incidencia del 1.3 % del total de pacientes con cáncer; sin embargo, la Clínica de Melanoma del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), reporta un aumento de esta enfermedad en México, con una evolución casi del 500 % en los últimos años.

 

En México, el subtipo más frecuente de esta neoplasia es el melanoma lentiginoso acral. Representa aproximadamente el 8 % del total de casos de melanoma y se manifiesta en la piel de las palmas, plantas y subungueal (debajo de las uñas).

 

Factores de riesgo

 

Exposición a rayos ultravioleta –provenientes de la luz del sol, lámparas solares y camas de bronceado-, genética -con familiares de primer grado quienes hayan padecido melanoma-, piel muy blanca, pecas y cabello claro, predominio de lunares -específicamente aquellos de aparición reciente, de forma atípica y congénitos- y antecedente personal de melanoma u otro cáncer de piel.

 

¿Cómo se puede detectar?

 

Se puede detectar a través del cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar o con la aparición de un lunar nuevo, que puede ser de uno o varios colores, anormal en su forma o “de aspecto desagradable”.

 

ABCDE del melanoma

 

  • Asimetrías en la forma del lunar o marcas de nacimiento que no correspondan a la otra mitad, “como si se mirara en un espejo”;

  • Bordes desiguales, dentados o poco definidos;

  • Color que no sea uniforme y que pudiera incluir sombras tono marrón o negras, algunas veces son manchas rosadas, rojas, azules o blancas;

  • Diámetro del lunar, si es mayor a seis milímetros de ancho, aunque algunos melanomas pueden ser de menor tamaño;

  • Evolución, si el tamaño del lunar, la forma o el color están cambiando

 

 

 

 

 

 

 

Tratamientos

 

Actualmente existen diferentes tratamientos contra el melanoma, y de acuerdo con la etapa y localización del tumor, así como de la salud general del paciente, pueden consistir en una cirugía, radioterapia, quimioterapia, o inmunoterapia -la más reciente innovación en tratamientos contra el cáncer-.

 

La inmunoterapia busca estimular al propio sistema inmunológico del paciente para que éste reconozca y destruya las células cancerosas. Ha demostrado mejoras en tasas de respuesta, supervivencia y control de la enfermedad a largo plazo, al menos el 20 % de los pacientes tratados vivieron tres años y algunos incluso han alcanzado a sobrevivir por más de 10 años.

 

Esta opción terapéutica ya está disponible en algunas instituciones de salud pública.

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload