Celebra el Día del Niño de una forma muy especial

Las recientes medidas para reducir el peligro de contagio del COVID-19 en México, ha llevado a las familias mexicanas a conocer diferentes formas de disfrutar su tiempo en casa y mantener un equilibrio sano entre las actividades escolares y distracciones que no les permitan aburrirse sin salir de casa.

 

El 30 de abril que celebramos el Día del Niño, siempre se ha caracterizado por brindarles experiencias divertidas y únicas a los niños; lo cuál para esta contingencia podría ser un reto.

 

El equipo creativo de Kellogg, preocupado por un mundo mejor, busca ser un cómplice de las familias mexicanas para esta celebración y por eso sugiere algunas actividades para que los niños puedan realizarlas durante esta cuarentena. Además de fomentar la unión y convivencia en familia, podrán fortalecer su aprendizaje, llevar a cabo dinámicas divertidas y mantener a los pequeños del hogar entretenidos.

 

A continuación, se presenta cuatro divertidas alternativas para que juntos #HagamosFamilia y sorprendamos a los niños con experiencias únicas:

 

  1. De lo orgánico a una nueva vida: De las frutas y vegetales que consumen en casa, pueden separar las semillas y tallos para colocarlos en macetas con un poco de tierra. Después a regarlos y darles cuidados, se sorprenderán con la planta que crecerá. Será una entretenida actividad con la que los niños pueden ver cómo de desechos orgánicos puede surgir vida nueva y así, ¡tendrán su primer huerto!

  2. Compartiendo crecemos todos: Esta temporada revisen en conjunto la ropa que ya no les quede y los juegos y juguetes sin utilizar. Es importante que los niños sean quienes decidan qué cosas quieren regalar a otros que lo puedan necesitar. Así, al mismo tiempo que aprenden a compartir, darán nueva vida a aquello que pensaban tirar.

  3. Haz volar su imaginación: Una de las mejores dinámicas es dejar que la imaginación no tenga límites y crear manualidades útiles. En compañía de los más pequeños de la casa, reúnan materiales que consideren deshechos (botellas de plástico, recipientes vacíos, cajas de cartón, hojas, etc.) y empiecen a construir nuevas cosas como: máscaras, vestuarios, portarretratos, lámparas, macetas o estuches. De esta forma nuestros hijos podrán estimular su creatividad y valorizar los recursos con los que contamos.

  4. Aprendamos en familia: Todos los días utilizamos diferentes productos sin pensar en su impacto en el planeta. Pídeles a tus hijos que revisen los estantes de la cocina y los cajones de sus cuartos y, juntos, clasifiquen todos los materiales que encuentren (plástico, cartón, aluminio, etc.). Explícales en qué parte de los empaques pueden confirmar si los artículos son reciclables o no, y háblales sobre las normas de reciclaje, así como el impacto positivo que tiene para el planeta este hábito.

 

“Espíritu y Corazón” es lo que ha caracterizado a Kellogg, por ello desde estos valores fomentamos y procuramos que nuestras familias mexicanas tengan un bienestar integral, además de cuidar su alimentación queremos que tengan entretenimiento, diversión y sobre todo educación durante este tiempo en que más que nunca necesitamos generar, en nuestras futuras generaciones, un cambio que se refleje en nuestra sociedad y la forma en que nos apoyamos.

 

 

#HagamosFamilia

 

#MejoresDíasKellogg

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload