¿Por qué y cómo mantener limpios los lentes de armazón y de contacto?

 

Algunos virus como el COVID-19 pueden permanecer cierto tiempo en superficies duras lo que puede ocasionar que se trasmita a los dedos y a la cara de los usuarios de lentes de armazón.

 

    

 

Los últimos estudios sobre el coronavirus o Covid- 19 señalan que el virus puede sobrevivir por tres horas en algunas superficies como acero inoxidable y plástico, por cuatro horas sobre cobre, y 24 horas sobre cartón. Por eso es vital reforzar la higiene de todos los objetos y la personal para minimizar los riesgos.

Aunque los lentes, pueden actuar como protectores de los ojos para evitar el contagio, si no se limpian con frecuencia, podrían convertirse en una fuente de contaminación.

 

Es importante que quienes usan lentes de armazón o de contacto sigan una rutina especial de uso y lavado, alerta el Consejo Optometría México. Además de las recomendaciones básicas, emitidas por Secretaría de Salud, para evitar el contagio del COVID-19, la higiene antes, durante y después del uso de lentes es fundamental para mantener una adecuada salud visual, evitar contagios, así como cualquier tipo de infección ocular.

 

Algunos virus como el COVID-19 pueden permanecer cierto tiempo en superficies duras lo que puede ocasionar que se trasmita a los dedos y a la cara de los usuarios de lentes de armazón. Aunque el riesgo de contagio por esta vía es mínimo, es recomendable que cualquier persona que los utilice los limpie varias veces al día, sobre todo después de regresar de la calle.

 

En el caso de los usuarios de lentes de contacto, el Consejo Optometría México y la American Academy of Optometry (Academia Americana de Optometría) destacan que lo más importante es saber que a pesar de los mitos y desinformación, el uso de lentes de contacto permanece como una forma efectiva y segura en la corrección de la visión, siempre y cuando no se esté enfermo, pero que al cambiarlos o removerlos hay que estar seguros de tener bien limpias las manos.

 

 

El proceso adecuado para el lavado de lentes con seguridad es:

  1. Previamente, lava cuidadosamente tus manos de acuerdo con las recomendaciones oficiales.

  2. Enjuaga tus manos bajo un flujo suave de agua tibia del grifo.

  3. Utiliza limpiadores específicos para lentes o, en su defecto, usa la espuma que genera el jabón para manos. Aplica en cada lente y en varias partes del armazón distribuyéndolo inclusive en la zona del soporte para la nariz y los extremos de las varillas que se apoyan por detrás de las orejas.

  4. Frota suavemente, durante unos 50-60 segundos, ambos lados de los lentes y todas las partes del armazón.

  5. Enjuaga minuciosamente con agua tibia los lentes completos para eliminar los restos de jabón.

  6. Con cuidado sacúdelos para eliminar la mayor parte del agua que quede.

  7. Seca cuidadosamente los lentes y el armazón con un paño limpio de algodón sin pelusa o de microfibra (no papel)

  8. Finalmente, vuelve a lavar tus manos cuidadosa y minuciosamente, con agua y jabón seguido de un secado manual con toalla de preferencia de papel.

 

Las recomendaciones en el caso de lentes de contacto son:

  1. Antes de la colocación o remoción de los lentes de contacto es esencial el lavado de manos rigurosamente con agua y jabón, seguido de un secado de manos con toallas de papel no usadas.

  2. Desecha o desinfecta tus lentes de contacto de acuerdo con las indicaciones de tu licenciado en optometría.

  3. Lo más importante, si estás enfermo no uses los lentes de contacto. Es recomendable evitar el uso de lentes de contacto cuando estás enfermo de COVID-19. Lo mismo aplica con otras enfermedades.

Es importante que en este tiempo de aislamiento social preservemos al máximo nuestra salud en general, al igual que la salud visual a través del cuidado de nuestros lentes.

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload