Boehringer Ingelheim México, obtiene certificación AWS por manejo eficiente del agua

 

La (AWS) es el primer estándar para promover globalmente buenas prácticas para la administración del agua en beneficio de las comunidades locales y para la preservación de las cuencas.

 

Boehringer Ingelheim México informó que su planta de producción de medicamentos para la Salud Humana obtuvo la certificación Alliance for Water Stewardship (AWS) por el manejo estricto y responsable del agua. Con ella, la compañía se convierte en la primera farmacéutica en México y en el mundo en recibir este distintivo que reconoce la buena gobernanza de los recursos hídricos.

 

El Presidente y Director General para los negocios de Salud Humana y Animal de Boehringer Ingelheim México, Centroamérica y El Caribe, Ing. Augusto Muench, expresó sentirse muy orgulloso de lograr la certificación AWS para la planta de producción ubicada en la Ciudad de México, pues su relevancia es congruente con su compromiso de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible al proteger este vital líquido en beneficio de la biodiversidad, del planeta y de las futuras generaciones.

 

En el marco del Día Mundial del Agua, a conmemorarse el próximo 22 de marzo, el directivo dijo que este recurso es una fuente de vida insustituible para el desarrollo, la supervivencia humana y la conservación de las especies. “Además de ser utilizada para consumo humano, el agua también ha demostrado ser un diferenciador en el cuidado de la salud al poder disponer de ella, en cantidad y calidad suficiente, para la higiene diaria y el lavado de manos, fundamental hoy en día en la estrategia internacional de mantener a salvo a la gente del riesgo de infección por coronavirus (COVID-19). Sin embargo, también es un recurso agotable y cada vez más escaso. Y, aunque tenemos derecho a ella de manera suficiente, saludable, accesible y asequible, cuidarla es nuestra responsabilidad y el más grande desafío al que nos enfrentamos”.

 

El directivo explicó que el problema de agua en la Ciudad de México, por ejemplo, se debe a su uso ineficiente, falta de servicios y saneamiento, lo que da paso a un problema de escasez en la región provocada por la poca planeación urbana y el cambio climático.

 

Además, la demanda ha ido aumentando por el incremento poblacional (una persona utiliza en promedio 300 litros de agua al día), el crecimiento industrial, la sobreexplotación y la contaminación. Tan solo, más del 80% del agua residual en México se libera al medio ambiente sin un tratamiento adecuado, mientras que 4 de cada 10 mexicanos no tienen acceso a un suministro seguro de agua potable.

 

De esta manera, sostuvo que, Boehringer Ingelheim en México continuamente emprende acciones de Responsabilidad Social y Ambiental, como las jornadas de reforestación en las que, cada año, participan sus colaboradores y han logrado plantar más de 53 mil árboles en las faldas del Nevado de Toluca y en el Ajusco, principalmente. En congruencia con dicho compromiso, sostiene: “Al haber obtenido la certificación Alliance for Water Stewardship para nuestra planta, bajo este estándar acreditado y mundialmente reconocido, demostramos cómo contribuimos a la preservación de los recursos hídricos de manera sostenible. Nos seguiremos esforzando para que otros sitios de producción a nivel mundial, localizados en zonas/regiones donde exista escases, cuenten con él”.

 

Andrea Thommet, Directora de Producción y Tecnología de Boehringer Ingelheim México, comentó que para dar cumplimiento a cada uno de los indicadores y criterios que pide la Norma Internacional de Administración de Agua, la empresa tuvo que presentar una serie de evidencias documentales y físicas. Así, luego de una rigurosa auditoría realizada por un despacho externo de consultoría en materia ambiental, “pudimos demostrar que tenemos una excelente gestión, saneamiento y tratamiento del vital líquido en todas nuestras operaciones en el sitio y dentro de la cuenca hidrográfica de Xochimilco donde estamos establecidos, ofreciendo así un impacto positivo para las comunidades aledañas desde el punto de vista medioambiental, social y económico”.

Indicó que conseguir el estándar internacional AWS fue un invaluable aprendizaje para Boehringer Ingelheim, pues en principio tuvo que comprender los desafíos que implica el cuidado del agua al interior y exterior, planificar su gestión sostenible, poner en marcha un plan de acción a diferentes niveles, evaluar su rendimiento y, finalmente, comunicar los esfuerzos en la materia.

 

Marcela Gutiérrez, Gerente de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente en Boehringer Ingelheim México explicó: “Instalamos medidores para calcular la cantidad de agua en el sitio y edificios administrativos; llevamos a cabo estudios hidrológicos para comprender el comportamiento de la cuenca; implementamos acciones de desazolve, mantenimiento y estudios de calidad del pozo y rastreamos el estado de las tuberías y realizamos análisis de nuestras aguas residuales con el propósito de asegurar que los ingredientes activos fueran degradados correctamente en nuestra planta de tratamiento de agua, misma que utilizamos para riego y mantenimiento de los 40 mil m2 de áreas verdes que conforman nuestras instalaciones en la CDMX y gracias a la cual ahorramos más de 29 millones de litros por año”.

 

Adicionalmente, mencionó las campañas sobre el cuidado del agua que emprendió la farmacéutica, las cuales incluyeron la asistencia a foros, evaluación de proyectos sociales de captación de agua pluvial, acercamiento con autoridades locales e instituciones vecinas, implementación de un programa de eliminación del uso de botellas de PET, instalación de puntos de hidratación y desarrollo de materiales informativos y de sensibilización como un video denominado ‘Espíritu de Agua’, el cual está disponible en la página www.boehringer-ingelheim.mx/quienes-somos/responsabilidad-social-corporativa/espiritu-de-agua y fue hecho en colaboración con Domo Ludens, la Fundación Francisco Gabilondo Soler y otras organizaciones civiles aliadas que comparten el mismo propósito.

 

Por su parte, Matt Howard, Vicepresidente de AWS Norteamérica, celebró que Boehringer Ingelheim México haya sido la primera farmacéutica en obtener dicha certificación, lo que significa que hace todo lo posible por operar de forma sustentable y se asegura de que su sitio de fabricación no afecte los recursos hídricos del país. “El AWS avala que la empresa es de clase mundial en el manejo del agua, lo que la posiciona como líder en este rubro en el corto, mediano y largo plazo”.

 

Finalmente, los directivos coincidieron en que hoy más que nunca preservar el agua es tarea de todos, pues si gobiernos, empresas y personas no ponen su parte, las consecuencias serán irreparables.

 

 

En este sentido, recordaron la relevancia que actualmente tiene este líquido en la preservación de la salud y atención de emergencias sanitarias como la que el mundo está viviendo por el COVID-19, e hicieron un llamado a la acción para que los mexicanos la usen sabiamente sin desperdiciarla.

 

 “La responsabilidad social forma parte del ADN de Boehringer Ingelheim México desde hace más de 65 años y, como tal, tenemos el compromiso de poner el ejemplo, de ahí que la certificación Alliance for Water Stewardship es un primer y muy importante paso para no frenar el desarrollo humano y salvaguardar la vida como la conocemos hoy”. Recordemos que, sin agua, no podríamos preservar la salud y atender emergencias sanitarias”, concluyeron.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload