El coronavirus y la infección ocular que puede provocar

Recientemente organismos nacionales e internacionales han monitoreado el brote de un nuevo coronavirus (2019-nCoV). Fue detectado en China durante el 2019 y se ha trasmitido a diferentes partes del mundo (28 países) por lo que el 30 de enero la OMS lo declaró “emergencia de salud pública a nivel internacional”.

 

Los coronavirus son comunes en especies animales y en ciertas ocasiones pueden infectar a humanos y propagarse de persona a persona. Su importancia radica en la facilidad con la que se propaga y la severidad de los casos (puede llegar a ser letal).

 

Liliana Pérez Peralta, licenciada en Optometría y vocera del Consejo Optometría México hace un llamado tanto a profesionales de la salud como a la población en general a estar atentos ante los síntomas oculares de este virus y a las recomendaciones de las autoridades sanitarias para prevenir este padecimiento que aún no llega a nuestro país.

 

La forma de contagio es a través de gotitas de saliva que las personas expulsan al toser, hablar, cantar o estornudar, y estas pueden llegar directamente a las personas si están a una distancia menor de 1.50 metros o por medio de las manos que tocan superficies y objetos a los que les han llegado estas gotículas.

 

De ahí la importancia de lavar bien las manos varias veces al día, evitar los besos y abrazos, limp8iar y desinfectar superficies, no compartir objetos personales de belleza y evitar llevar las manos a la boca, nariz y ojos, ya que son la vía de entrada de los virus.

 

Síntomas oculares: los síntomas generales como fiebre, tos y falta de aliento han variado de personas con poca o nula molestia a personas gravemente enfermas.

 

 

Los síntomas pueden aparecer entre los 2-14 días posteriores a la exposición al virus. Este nuevo coronavirus es tan reciente que si bien aún no hay reportes oficiales de las manifestaciones oculares, sin embargo, se puede decir que comparte características de otras infecciones producidas por virus, tales como lagrimeo, inflamación de la conjuntiva ocular, enrojecimiento, disminución de la visión, sensibilidad a la luz, sensación de tener basurillas dentro del ojo y comezón o ardor ocular.

 

La afectación es comúnmente más intensa en alguno de los ojos (lo que permite diferenciarlo de otras condiciones más comunes en la población como ojo seco y alergias).

 

Prevención y tratamiento: Debido a que la forma más común de contagio es el contacto directo es que se deben tomar medidas de prevención entre ellas, el lavado frecuente de manos, evitar el contacto ojo-mano (la infección suele darse por contacto del ojo con las manos contaminadas) y limitar el contacto interpersonal mientras exista el riesgo de infección.

 

Finalmente, la especialista resaltó que “es de vital importancia que ante la presencia de las molestias oculares mencionadas y acompañadas o no de infecciones respiratorias (similares al resfriado común) se acuda con un profesional de la salud visual (Licenciado en optometría u oftalmólogo), quien de acuerdo con los indicios importantes en la historia clínica, exploración clínica y evolución darán la pauta para determinar el manejo indicado que puede llegar a ser la notificación urgente a las autoridades sanitarias y referencia médica”.

 

Aun cuando es probable que se confirmen más casos del nuevo coronavirus en los próximos días es importante recordar que no hay casos confirmados en México.

 

El riesgo de propagación depende de la exposición y de las medidas preventivas. Si tiene alguno de los síntomas compatibles con esta enfermedad acuda con un profesional de la salud para controlar el impacto negativo de cualquier enfermedad viral.

 

Los Licenciados en Optometría de México estamos comprometidos con la salud de la población y somos parte del recurso humano de profesionales que previene la ceguera y otros padecimientos relevantes para la salud pública de nuestro país.

 


ó

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload