¿Cómo detectar una reacción alérgica o de intolerancia a los alimentos que consume tu bebé?

El 9 por ciento de los bebés menores de 3 años pueden presentar reacciones alérgicas a los alimentos.

 

En México una de cada 10 personas puede desarrollar una alergia alimentaria en algún momento de su vida, en el caso de los niños el porcentaje se duplica ya que hasta un 22 por ciento de los infantes puede padecerla y se estima que afectan a entre 6 y 9 por ciento de los menores de tres años.

 

Las alergias alimentarias son una reacción inusual del sistema inmunológico a ciertos alimentos a los que, en teoría, no debería responder.  La alergia inmediata, es la más grave y se puede presentar minutos u horas después de la ingesta de un alimento  con hormigueo o picazón en la boca, urticaria, hinchazón en los labios, la cara, la lengua y la garganta u otras partes del cuerpo y algunos otros síntomas respiratorios como la falta de aire y anafilaxia. 

Sin embargo, existen casos de intolerancia alimentaria menos graves, que por suerte son la mayoría, en donde los síntomas se pueden presentar días o semanas después del consumo del alimento agresor y se manifiestan principalmente con sintomatología digestiva como diarrea con sangre, llanto por cólico, regurgitaciones o vómitos pero también con síntomas cutáneos, como dermatitis atópica y en casos raros síntomas respiratorios como tos, rinitis y sibilancias.

 

Existen algunos factores que predisponen a un bebé a padecerlas, por ejemplo, si los padres y/o hermanos tienen algún tipo de alergia, es más probable que el bebé presente alguna. También es bueno considerar que si un bebé ya presentó síntomas a un alimento puede tener mayor riesgo de presentar reacción a otro.

 

De acuerdo con la Dra. Karen Ignorosa, Gastroenteróloga pediatra, es necesario definir qué tipo de alimentos desencadenan una reacción. La Alergia a la Proteína de Leche de Vaca (APLV) es una de las alergias más comunes, pues es de los primeros alimentos diferentes a la lactancia materna, a las que los niños son expuestos.

 

Existen otros tipos de comida que son responsables de generar alergias en los niños como el trigo, huevo, pescado, cacahuates, nueces y soya.

 

La lactancia materna es sin duda la mejor opción de alimentación para los bebés en sus primeros mil días de vida, sin embargo, es posible que, durante su incorporación a otros alimentos, presenten algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria. En dichos casos es necesario buscar, de la mano del pediatra, alternativas como las fórmulas lácteas para bebés con necesidades especiales de nutrición.

 

Si observas signos que pudieran indicar una posible alergia en tu bebé, acude de inmediato con su pediatra, pues sin duda, el es quien les dará la mejor recomendación.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload