Las mamografías reducen las probabilidades de avance del cáncer de mama

El cáncer de mama sigue siendo el más frecuente y agresivo para las mujeres.

Una forma de prevenir que este llegue a etapas en las que ya es más difícil su control es el estudio llamado mamografía.

Se sabe que 1 de cada 8 mujeres desarrollará cáncer de seno. Estas son razones importantes por las cuales el Hospital Houston Methodist recomienda hacerse una mamografía anual, después de los 40 años, (o menor edad, si tiene un mayor riesgo).

4 razones para realizarse una mamografía anual

El cáncer de mama, al igual que otro tipo de neoplasias malignas no avisan, por ello los exámenes de detección son fundamentales. La Dra. Ana Benveniste, radióloga del Hospital Houston Methodist, recomendó que las mujeres mayores de 40 años deben realizarse una mamografía anual. Si bien muchas mujeres aplazarán el realizarse el estudio, existen algunas que la omitirán pensando que no es necesario. A continuación, te compartimos algunas razones por las cuales la Dra. Benveniste considera que es importante realizarse una mamografía anualmente.

1-Las mamografías detectan el cáncer de mama temprano, cuando es más fácil de tratar Hacerse una mamografía todos los años es la mejor manera de asegurarse de que un tumor de mama se detecte temprano. Y esto es importante ya que la detección temprana mejora en gran medida el pronóstico de una mujer. Lo anterior se debe a que la detección temprana del cáncer de mama mediante una mamografía significa que es más probable que una mujer salve su seno y su vida. “Cuando se diagnostica temprano, una mujer puede someterse a una tumorectomía, una pequeña cirugía que extirpa sólo el tumor y algo de radiación para garantizar que el tumor no regrese”, explicó la Dra. Benveniste. “Pero si un tumor no se detecta hasta que sea más grande, se puede requerir quimioterapia y mastectomía, una cirugía para extirpar todo el seno”. 2-Las mamografías salvan vidas La investigación muestra que las mujeres que comienzan con su mamografía anual a los 40 años (o menos, si tiene un mayor riesgo) reducen sus posibilidades de morir de cáncer de mama en casi un 40%. “Una mamografía es la única modalidad de imagen que está estadísticamente probada para salvar vidas con respecto al cáncer de mama. Los ultrasonidos por sí solos no beneficiarán a un paciente aunque en algunas ocasiones complementan la información para el médico tratante en su diagnóstico”. Y si bien pueden ser en algunas mujeres un poco molestas, vale la pena evitar las que se tendrían si un cáncer de mama avanza 3-Una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de seno A excepción del cáncer de piel, el cáncer de mama es el tipo más común diagnosticado en mujeres en Estados Unidos, y es la segunda causa de muerte por cáncer y en México la primera. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, cada año se diagnostican alrededor de 245,000 casos de cáncer de mama en mujeres en ese país. “La realidad es que cada mujer tiene al menos un 12% de posibilidades de desarrollar cáncer de mama. Independientemente de su riesgo, debe continuar con una mamografía todos los años, siempre y cuando tenga buena salud, ya que nuestro objetivo es proporcionar mamografías de detección anuales seguras y ayudar a detectar estos cánceres temprano”, explicó la experta del Hospital Houston Methodist. 4-El cáncer de seno no es sólo una enfermedad familiar Es posible que hayas escuchado sobre genes anormales de cáncer de mama (como los genes BRCA), pero las mutaciones en los genes de cáncer son mucho menos comunes de lo que la gente piensa. “El hecho es que sólo alrededor del 5 al 10% de los cánceres de mama son causados por genes anormales transmitidos de padres a hijos”.

Ya que el cáncer de seno también afecta, en menor proporción a los hombres, se recomienda que ellos se hagan autoexploraciones frecuentes y ante cualquier cambio acudan al médico.

Entradas recientes