Estilo de vida de los mexicanos podría duplicar la incidencia de cáncer para 2030

En México, desde el 2002 los tumores malignos han ocupado la tercera causa de muerte después de la diabetes y enfermedades cardiovasculares.

 

 

Alrededor de un tercio de los casos de cáncer pueden evitarse, reduciendo riesgos asociados al estilo de vida.

 

Hablar sobre cáncer se ha vuelto un tema común en nuestro contexto actual ¿Quién no conoce a un familiar, amigo o compañero de trabajo, que enfrente esta enfermedad? ¿Quién no ha perdido un ser querido a causa del cáncer?

 

El cáncer es una enfermedad que se presenta cuando un grupo de células en el organismo crecen de manera anormal y de forma incontrolada, creando, en la mayoría de los casos a excepción de la leucemia, masas denominadas tumores. Actualmente, se conocen aproximadamente 100 tipos de cáncer, que pueden afectar el sistema linfático, el sistema nervioso, el aparato digestivo y la mayoría de los órganos del cuerpo.

 

En México, desde el 2002 los tumores malignos han ocupado la tercera causa de muerte después de la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Según cifras del INEGI, los tipos de cáncer que más fallecimientos provocan en mujeres son cáncer de mama (12,9 %) y cervicouterino (14,4 %); mientras que en varones: pulmón (16 %) y próstata (14,8 %).

 

“El cáncer, como la mayoría de las enfermedades crónicas, es de origen multifactorial, y aunque la herencia (5% de los cánceres son hereditarios) y la genética juegan un papel fundamental; el estilo de vida, factores ambientales y determinantes sociales como el estrés y el ritmo laboral; inciden directamente en el desarrollo de esta condición” explicó el Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Especialista en Oncología Médica, en conferencia de prensa con motivo del Día Mundial Contra del Cáncer.

 

Contaminación del medio ambiente; dieta desequilibrada; mala alimentación; sobrepeso y obesidad; sedentarismo; consumo de tabaco y alcohol; exposición desmesurada a rayos UV; factores hormonales; virus; y estrés, son las principales causas de cáncer, después de las predisposiciones genéticas que tenga cada persona.

 

“Alrededor de un tercio de los casos de cáncer pueden evitarse, reduciendo riesgos asociados al estilo de vida. De ahí la importancia de hacer cambios de hábitos y tomar medidas de autocuidado ya que esto podría disminuir el riesgo de desarrollar esta enfermedad, de otra manera para 2030 la mortalidad por su causa, podría aumentar aproximadamente un 45%, pasando de 8 millones a 11.5 millones de defunciones” destacó el Dr. Rodríguez Cid.

 

Entre los cánceres que pueden prevenirse con un estilo de vida saludable, están: el de mama, el de próstata, el cervicouterino, el de colon, el de pulmón y el melanoma o cáncer de piel.

 

Datos actuales, indican que en la próxima década, los tipos de cáncer asociados al estilo de vida (sedentarismo, tabaquismo, alcoholismo, etc.) y otros padecimientos como el sobrepeso y la obesidad, incrementarán, principalmente en países de bajos ingresos, como México.

 

No obstante, el cáncer es uno de los problemas de salud pública más importantes que existen y se tiene la idea de que su nombre es sinónimo de fatalidad; sin embargo, hoy en día existen innovadores medicamentos para tratarla, logrando su remisión, o desaparición por completo de los síntomas, en la mayoría de los tipos.

 

Al respecto, el Dr. Rodríguez Cid comentó que “los avances científicos progresan diariamente y contamos con opciones que permiten a los pacientes mejorar significativamente su calidad de vida. La inmunoterapia o terapia inmuno-oncológica es uno de los tratamientos más avanzados”. Con relación a los tratamientos mencionó que con las nuevas terapias moleculares dirigidas y personalizadas, se evitan efectos adversos de las quimioterapias y radioterapias.

 

Explicó también, que esta innovación en tratamientos consiste en ayudar al sistema inmune a combatir el cáncer de varias formas: 1) obstaculizando la capacidad de las células cancerosas para evadir el ataque al sistema inmunitario, 2) reforzando la capacidad natural de las células para combatir al cáncer y 3) marcando las células cancerosas para que sean más visibles y el sistema inmune las pueda destruir con mayor facilidad.

 

En este sentido, la división de Oncología de la farmacéutica alemana Merck trabaja en el desarrollo continuo de terapias inmuno-oncológicas para tratar diversos tipos de cáncer y colabora en conjunto con la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC) para crear conciencia, fomentar la prevención, detección y tratamiento adecuado de esta enfermedad.

 

Finalmente, el doctor Rodríguez enfatizó en la importancia no sólo de prevenir y acudir con el especialista ante cualquier anomalía que identifiquemos, sino, también de empatizar con aquellas personas que viven con algún tipo de cáncer. “Si cada vez más personas reconocen los síntomas y acuden al médico, es probable que obtengan un diagnóstico oportuno y por ende las posibilidades de librar la batalla contra el cáncer, serán mayores”.

 

Si bien, todos conocemos a alguien con algún tipo de cáncer, la forma en como podemos apoyar o contribuir es solidarizándonos e informándonos.

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload