Vivir con Diabetes Mellitus, no es difícil si se lleva un buen control

En el marco del Día Mundial de la Diabetes es importante recordar y sensibilizar a la población en general

 

 

Sobre este problema de salud pública que nuestro país enfrenta debido a esta enfermedad crónico-degenerativa.

 

La Diabetes Mellitus (DM), ocupa el segundo lugar en el país dentro de las principales causas de muerte, solamente por debajo de las enfermedades cardiacas, comenta Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife Nutrition

 

En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2016, se establece que el 46.4% de las personas que viven con DM no realiza medidas preventivas para evitar o retrasar las complicaciones. Debido a esta prevalencia, se deriva la importancia de hablar de una terapia médico-nutricia integral en el manejo de esta enfermedad para poder lograr que las personas que la padecen tengan una mejor calidad de vida.

 

La postura de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) es clara, la terapia de estilo de vida consiste en:

  •          Mantener una composición corporal saludable (y de ser necesario bajar el peso corporal)

  •          Restringir la ingesta de sodio (< 2,300 mg / día)

  •          Aumentar el consumo de frutas y verduras (8–10 porciones por día) 

  •          Consumir productos lácteos bajos en grasa (2–3 porciones por día)

En el terreno de hábitos, la recomendación es:

  •          Evitar el consumo excesivo de alcohol (no más de 2 porciones por día en hombres y no más de 1 porción por día en mujeres)

  •          Dejar de fumar

  •          Ser menos sedentarios y aumentar los niveles de actividad física.

Como Educador en Diabetes, tengo la fortuna de haber aprendido de grandes maestros que son pilares en el estudio de la DM en nuestro país, por ejemplo, el Dr. Pérez-Pasten, quien siempre nos recalcaba la importancia de la calidad y la cantidad correcta, en el consumo de alimentos para las personas que viven con esta enfermedad. No se trata de prohibir o eliminar al cien por ciento alimentos de la dieta, sino de consumirlos de manera adecuada.

 

Existen muchos mitos alrededor del consumo de ciertas frutas en una dieta para personas con DM.

 

La realidad está en que una persona que vive con DM puede y debe comer frutas. Un buen manejo dietético de las frutas y en general de todos los alimentos que son fuente de hidratos de carbono, debe considerar la cantidad de alimento que se ingiere. Siempre será mejor dentro de los carbohidratos simples, elegir frutas en lugar de azúcar de mesa o dulces; y dentro de los carbohidratos complejos, cereales integrales que son fuente de fibra y energía para el cuerpo.

 

De esta forma, hay dos conceptos importantes que consideran los profesionales de la salud en el momento de hacer recomendaciones dietéticas frente a la DM.

  1.     El Índice Glucémico (IG), que es una clasificación para medir la velocidad con la que un alimento puede elevar el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre

  2.     Carga glucémica de un alimento, que es un valor que considera la velocidad con la que se eleva la glucosa en la sangre, junto con la cantidad de hidratos de carbono que contiene una porción habitual de dicho alimento.

Los estudios científicos actuales, apuntan que una dieta con alimentos de bajo IG y rica en fibra, contribuye a la prevención de la diabetes. Los alimentos de bajo índice glucémico y baja carga glucémica, ayudan en el control glucémico y de lípidos. En el Sistema Mexicano de Alimentos equivalentes, una ración de fruta equivale aproximadamente a una taza de papaya, piña, sandía, melón o bien, a una pieza mediana de manzana, medio plátano o media toronja.

 

Es importante recomendar a todos, elegir alimentos frescos y de temporada. La persona que vive con DM puede llevar una vida normal, los hábitos saludables son para todos los seres humanos. Disfrutemos de los alimentos con consciencia y equilibrio.

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload