Dejemos de Hacerlo. Campaña para prevenir el acoso sexual en espacios públicos

En México, 1 de cada 3 mujeres ha experimentado algún tipo de violencia sexual en espacios   públicos.         

 

Los hombres también pueden ser víctimas de acoso sexual, pero en la gran mayoría de los casos son los hombres quienes acosan a las mujeres. Por cada 9 delitos sexuales cometidos contra mujeres, solo hay 1 delito sexual cometido contra hombres.

           

Los hombres también pueden ser víctimas de acoso sexual, pero en la gran mayoría de los casos son los hombres quienes acosan a las mujeres. Por cada 9 delitos sexuales cometidos contra mujeres, solo hay 1 delito sexual cometido contra hombres.

 

Por tal motivo, ONU Mujeres, junto con el gobierno del estado de Nuevo León, el gobierno del municipio de Guadalajara, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y la agencia de publicidad J. Walter Thompson México, realizaron la develación de la campaña Dejemos De Hacerlo, cuyo objetivo es que los hombres reconozcan los tipos de acoso que existen; que se den cuenta que en algún punto de sus vidas pudieron haber acosado, y dejen de hacerlo.

 

Durante el lanzamiento estuvieron presentes, Belén Sanz Luque, Representante de ONU Mujeres en México; Nadine Gasman, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES); Miguel Oscáriz, CEO de J. Walter Thompson para México; Víctor Manuel Sánchez Orozco, Secretario General del Gobierno Municipal de Guadalajara, y Martha Cecilia Reyes, Presidenta Ejecutiva del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León. Además, se contó con la presencia de representantes del sector privado, academia, organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación.

 

Dejemos De Hacerlo, es una propuesta enfocada en que de hombres a hombres puedan entrar en conversación para poder identificar y reconocer los tipos de acoso sexual, así como darse cuenta de que en algún punto de sus vidas pudieron haber acosado y dejen de hacerlo. La campaña va dirigida a hombres entre 18 a 35 años, usuarios de espacios públicos como el transporte, los parques, los bares, las escuelas, las plazas, entre otros.

 
Los silbidos, miradas morbosos, gestos o señas sexuales, piropos de connotación sexual o machistas, comentarios o propuestas sexuales, recargones, arrimones, seguir o perseguir, tomar fotos o videos, reproducir o difundir imágenes, las nalgadas, roces o tocamientos, espiar en baños, mostrar o tocar genitales o masturbarse, así como eyacular sobre la persona son formas de acoso sexual.
 

En una primera etapa, la campaña se lanzó el 17 de octubre sin logotipos y sin dar a conocer las instituciones detrás de ésta. Se realizó la difusión de la campaña a través del video oficial (https://www.youtube.com/watch?v=EpAj8TCgvDk), la página http://dejemosdehacerlo.com/.

 

Además de diferentes espacios publicitarios en las ciudades de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México, como transporte público, parabuses, camiones de ruta, Metrobús/ Metrorrey/Macrobus, en pantallas del Metro de la CDMX, así como en centros comerciales, parques, mercados, barrios y universidades.

 

Previo al diseño de la campaña, con la finalidad de entender de qué forma se podían sentir más identificados los hombres con el mensaje que se quería transmitir, se hicieron diversos grupos focales con hombres.

 

Entre los resultados que se obtuvieron están los siguientes:

-Los hombres se deslindan y rechazan cualquier iniciativa que tenga que ver con igualdad de género o para eliminar la violencia contra las mujeres;

-Los hombres, sobre todo jóvenes, cuando se les presentan los mensajes de la campaña acompañados por logotipos, sienten que es una campaña en contra de ellos (sienten que les aleccionan);

-La única manera en que los hombres escuchan los mensajes es cuando se los dan otros hombres. De igual a igual.

 

La campaña Dejemos de Hacerlo forma parte de El Programa Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas de ONU Mujeres, el cual tiene el objetivo contribuir a la eliminación de la violencia sexual hacia las mujeres y las niñas en los espacios públicos. A nivel mundial, alrededor de 30 ciudades se han unido al programa; y en México actualmente participan cinco ciudades: la Ciudad de México, Guadalajara, 5 municipios del Área Metropolitana de Monterrey, Puebla y Torreón.

 

Asimismo, los hombres refirieron que no se consideran acosadores; que cuando se les presenta una campaña acompañada de logotipos institucionales, sienten que es una agresión contra ellos y únicamente escuchan los mensajes cuando éste viene de otro hombre, y no es una imposición. La campaña será evaluada con base en estándares internacionales para medir los resultados.

 

Durante la presentación también estuvo presente el secretario de gobierno de Guadalajara, Víctor Sánchez Orozco; y la directora de la Secretaría de Mujeres en Nuevo León, Martha Cecilia, quienes acordaron que la violencia hacia las mujeres es un tema urgente por atender, y sobre la campaña resaltaron los impactos positivos en su modo de implementación al ser un mensaje de hombres para hombres, y sin logotipos institucionales.

 

Finalmente, la presidenta del Inmujeres, Nadine Gasman dijo que la campaña "Dejemos de hacerlo" sucede en el marco del estrategia federal de Ciudades Seguras, que tiene el objetivo de trabajar en la recuperación de espacios libres de violencia, con igualdad de condiciones, y sin miedo.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload