Semaglutida, fármaco innovador para el control de la Diabetes Tipo 2, obtiene aprobación en México

La diabetes tipo 2 es un trastorno metabólico complejo que se caracteriza por la hiperglicemia

Y si no se controla adecuada y oportunamente puede presentar diversas complicaciones serias.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó en México a Semaglutida, un agonista de receptor GLP 1 (medicamento de la clase de incretinas) innovador que ha demostrado eficacia para reducir los tres indicadores más importantes para el control integral de la diabetes tipo 2: la hiperglucemia, la reducción del peso corporal y del riesgo cardiovascular; que puede ser utilizado sólo o en combinación con otros medicamentos para tratar este padecimiento en complemento a la dieta y el ejercicio.

De acuerdo con Rafael Bravo, director médico, “Semaglutida estimula la liberación de insulina por el páncreas y disminuye los niveles de glucosa en sangre, además de ayudar a reducir el peso corporal y el riesgo cardiovascular, un perfil clínico innovador que tiene el potencial de convertirse en el estándar de tratamiento para este padecimiento.

Su aplicación se realiza de manera subcutánea, una vez por semana, lo que favorece la adherencia al tratamiento.” La eficacia y seguridad de Semaglutida quedó demostrada en los estudios clínicos SUSTAIN, en los que participaron alrededor de 10,000 pacientes adultos con diabetes tipo 2, entre ellos 300 mexicanos, los cuales demostraron mayores reducciones en los niveles de azúcar en la sangre (hasta 79% de los pacientes llegaban a la meta de control de HbA1c menor de 7%) y peso corporal (hasta en 6.5 kg), comparados con otros tratamientos de uso común para la diabetes así como beneficios cardiovasculares (reducción del riesgo cardiovascular 26%)

Semaglutida va mucho más allá del glucocentrismo tradicional dando paso a la triple meta: control glucémico, reducción del riesgo cardiovascular y reducción de peso corporal, estos 3 aspectos favorecen al paciente con un manejo adecuado de su diabetes de forma integral, lo que sin duda representa una prevención secundaria evitando o retrasando la aparición de comorbilidades.

La diabetes tipo 2 es un trastorno metabólico complejo que se caracteriza por la hiperglicemia y está asociada con alto riesgo de complicaciones cardiovasculares y microvasculares, entre otras.

En el mundo afecta a 425 millones de personas y se estima que en 2045 afectará a casi 629 millones.La diabetes tipo 2 es una enfermedad multifactorial que se desarrolla cuando el cuerpo de una persona no puede usar con eficacia o no produce la suficiente insulina, hormona que ayuda a regular la cantidad de azúcar en la sangre.

Sin insulina, el azúcar permanece en niveles elevados en el torrente sanguíneo, lo que favorece que se presenten comorbilidades como daño a los ojos, riñones o pies, o que conlleven a la muerte temprana.

El control de la diabetes es uno de los mayores retos de salud en México y el mundo, un paciente fuera de control pone una presión considerable en los sistemas de salud, la prevención de comorbilidades es fundamental para la conservación de la calidad de vida de paciente, su productividad y participación en la comunidad de la que forma parte, así como para la salud publica tanto en lo económico (alta carga económica de la enfermedad) como en la atención médica y servicios de salud disponibles para toda la población.

La diabetes mellitus es una enfermedad que se origina debido a la combinación de diversos factores, entre los que se encuentran la edad, obesidad, sedentarismo, alimentación inadecuada, antecedentes familiares y algunos factores genéticos. El 90% de los casos de diabetes mellitus se relacionan con sobrepeso y obesidad.

Diabetes en México

  • México ocupa el primer lugar a nivel mundial en sobrepeso y obesidad y el quinto lugar en prevalencia de diabetes.

  • Casi 14 millones de mexicanos viven con diabetes. La Federación Internacional de Diabetes estima que hasta el 18% de los adultos mayores de 20 años tiene diabetes.

  • Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), por cada adulto con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2, existe otro no diagnosticado, por lo cual solamente 7 millones conocen que la tienen. De ellos, sólo 2 de cada 10 personas están en control.

  • A nivel nacional la diabetes tiene mayor prevalencia en las mujeres (10.3%) que en los hombres (8.4%). Esta tendencia se observa tanto en localidades urbanas (10.5% en mujeres y 8.2% en hombres) como en rurales (9.5% en mujeres, 8.9% en hombres).

  • La diabetes es una de las principales causas de mortalidad en México, con el 15% de los casos registrados. El INEGI registró más de 106,000 muertes en 2017. Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México cuenta con la tasa más altas de muertes ocasionadas por la diabetes mellitus 2.

  • Estos decesos, además de ser prematuros, son precedidos por un periodo largo y costoso de discapacidad severa.

  • La diabetes es la primera causa de ceguera prevenible en el adulto en edad productiva, la primera causa de insuficiencia renal terminal y diálisis, la primera causa de amputaciones en extremidades inferiores y la principal causa de infartos al miocardio.

Diabetes y riesgo cardiovascular

El riesgo de enfermedad y mortalidad cardiovascular es de 2 a 6 veces más alto en personas con diabetes, esto se traduce en la posibilidad de que el 85% de los pacientes están en riesgo de sufrir un evento cardiovascular. Por lo tanto, más de 11 millones de mexicanos están en riesgo de tener un evento cardiovascular hoy solo por tener diabetes. Los eventos cardiovasculares son la principal causa de muerte en personas con diabetes.

La diabetes tipo 2 también se asocia con mayor riesgo de sufrir un infarto al miocardio.

El enfoque puramente glucocéntrico tiene impacto clínico en la reducción de eventos microvasculares, pero poco o ningún impacto en las complicaciones macrovascularesLos eventos microvasculares son lesiones de los vasos sanguíneos pequeños y los macrovasculares consisten en lesiones de vasos sanguíneos más grandes.

Las complicaciones microvasculares se manifiestan en lesiones oculares (retinopatía), que desembocan en la ceguera; lesiones renales (nefropatía) que acaban en insuficiencia renal; y lesiones de los nervios que ocasionan impotencia y pie diabético (que a veces obliga a amputar como consecuencia de infecciones muy graves).

Las complicaciones macrovasculares son causa de enfermedades cardiovasculares, como los ataques cardiacos, los accidentes cerebrovasculares y la insuficiencia circulatoria en los miembros inferiores.

En México, la diabetes está pasando de ser una emergencia sanitaria a una emergencia financiera, lo que está llevando a tomar importantes decisiones entre invertir en la salud o pagar por la enfermedad. El costo para la sociedad es causado principalmente por el bajo control de esta enfermedad. Sólo el 22% tiene sus niveles de hemoglobina glucosilada (HbA1C) por debajo de la media recomendada (7%), y el 78% restante puede desarrollar complicaciones como retinopatía, nefropatía, amputaciones y complicaciones cardiovasculares, debido al manejo no adecuado del padecimiento.

Diagnóstico oportuno, tratamiento adecuado y suficiente, educación de los profesionales de la salud,

educación del paciente,manejo integral de la enfermedad, y cambio de estilo de vida, son sin duda los mejores auxiliares en la detección y tratamiento de la Diabetes tipo 2.

Recuerda: evita la automedicación, siempre consulta a tu médico para que él establezca el tratamiento adecuado para ti.

Entradas recientes