Poliomielitis, enfermedad discapacitante y hasta mortal, se previene con la vacuna Sabin

El 24 octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Poliomielitis.

 

Una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas.

 

 

La polio fue declarada erradicada de las Américas en el año 1994, gracias a las arduas labores emprendidas mediante la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis.

 

El virus de la polio se manifiesta ingresando en el organismo por la boca y multiplicándose en el intestino. Los síntomas iniciales son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello, y dolores en los miembros.


Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

 

Respecto a los grupos con mayor riesgo, la poliomielitis afecta sobre todo a los menores de 5 años. Esta enfermedad no tiene cura, pero es prevenible. Cuando se administra varias veces, la vacuna anti-poliomielítica puede conferir una protección de por vida.

 

Los casos de poliomielitis han disminuido en más de un 99% desde 1988, cuando se calculaba que había 350 000 casos en más de 125 países endémicos, en comparación con los 1352 notificados

Antes de ser eliminada en México la polio causaba estragos. Ya que la polio afecta sobre todo a los niños menores de cinco años, las secuelas de la polio eran causa de discapacidad a lo largo de la vida: piernas atrofiadas, adelgazadas, con deformidades o con flexiones inusuales. En los casos más graves, causaba la muerte.

 

La poliomielitis es una enfermedad causada por alguna de las tres cepas del virus de la polio, conocido como “poliovirus salvaje”. Este virus entra al organismo por la nariz o la boca, se reproduce en el intestino y finalmente es expulsado a través de las heces. Afecta la médula espinal y principalmente los nervios de las piernas.

 

En otra época la polio tuvo una gran magnitud. Hay registros de brotes epidémicos con miles de afectados, como el primero ocurrido en 1946 en Orizaba, Veracruz, y que afectó a más de 9 mil personas a lo largo de 10 años.

 

No obstante, las intensas campañas de vacunación en el país abonaron a que en 1990 se presentara el último caso de polio en Tomatlán, Jalisco.

 

Mantener coberturas altas de vacunación no solo beneficia a quienes la reciben, también a nivel de la población se produce una inmunidad colectiva, lo que vuelve más difícil que un virus pueda infectar a alguien y se transmita.

 

Ya que el virus de la polio tipo 2 ha sido erradicado en todo el planeta, dentro del Plan de Erradicación Mundial se decidió cambiar la composición de la vacuna y que solo incluyera los tipos 1 y 3; lo que también ayudará a prevenir eventos graves asociados con el virus vacunal tipo 2.

 

Sin ambargo la ex presidenta de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (Slipe), Luiza Helena Falleiros, dijo que el hecho de que un país como México, haya eliminado desde 1990 los casos de polio, no significa, en absoluto, que la enfermedad se haya erradicado, peor aún, puede existir la posibilidad de que vuelva a surgir debido a que el virus sigue circulando y transmitiéndose en lugares como Afganistán, Nigeria y Pakistán.

 

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload