Diabetes y corazón, puede ser una relación muy peligrosa

Cuando el colesterol tapa las arterias, puede ocasionarse un infarto, accidente cerebrovascular o enfermedad arterial periférica.

Una de las preguntas más comunes entre los pacientes con diabetes, sus cuidadores y el público en general es ¿por qué la diabetes es tan dañina para la salud del corazón?

Las razones son sencillas de explicar e impactantes a la vez: La mayoría de los pacientes con diabetes tienen sobrepeso, obesidad, hipertensión, triglicéridos y/o colesterol LDL (“malo”) elevados.

Las moléculas de colesterol, más pequeñas y densas, se pegan fácilmente a la pared de los vasos sanguíneos y van tapándolos progresivamente (aterosclerosis). Cuando el colesterol en la sangre tapa las arterias, puede ocasionarse un infarto del miocardio, accidente cerebrovascular o enfermedad arterial periférica.

Por este motivo, el riesgo de enfermedad y mortalidad cardiovascular es de 2 a 6 veces más alto en personas con diabetes. Los eventos cardiovasculares son la principal causa de muerte en personas con diabetes, con el 58% de los casos. Para la persona con diabetes el riesgo de muerte por un evento cardiovascular es el mismo que tiene el individuo que ya sufrió uno previo.

En el marco del Día Mundial del Corazón, Novo Nordisk, líder mundial en tratamientos para la diabetes, busca informar a la población y generar mayor conciencia sobre los daños que la diabetes causa a la salud cardiovascular.

Cada año, para el Día Mundial del Corazón la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la World Heart Federation, junto con otras organizaciones, acuñan un lema para la campaña anual, que este año es: “Mi corazón, tu corazón”, el cual tiene por objetivo crear una comunidad global de héroes del corazón; personas de todos los ámbitos de la vida que trabajan para vivir una vida más larga, mejor y saludable.

¿Cómo pueden los pacientes con diabetes reducir el riesgo cardiovascular?

La Dra. Elsa Arrieta, gerente médico de Diabetes y Cardiología de Novo Nordisk, señaló al respecto “Las personas con diabetes tipo 2 deben poner igual atención tanto a su diabetes como al cuidado de la salud de su corazón y actualmente la ciencia nos ha permitido contar con tratamientos que precisamente ayudan al control del azúcar en sangre y del mismo modo a disminuir el riesgo cardiovascular”, explicó la especialista, quien advirtió que el enfoque puramente glucocéntrico tiene impacto clínico en la reducción de eventos microvasculares como insuficiencia renal, retinopatía o neuropatía diabéticas, pero poco o casi nulo impacto en las complicaciones macrovasculares, como pueden ser el infarto del miocardio o accidente cerebrovascular.

“Los nuevos abordajes terapéuticos inyectables sobresalen por su seguridad y eficacia en el control de la diabetes y la reducción del riesgo cardiovascular. Tal es el caso de liraglutida, aprobada en México para el tratamiento de pacientes adultos con diabetes mellitus tipo 2 y la reducción del riesgo cardiovascular”, indicó la Dra Arrieta.

Liraglutida es un medicamento de última generación que pertenece al grupo farmacológico de los análogos del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1 por sus siglas en inglés), hormona de la familia de las incretinas. Esta hormona estimula la liberación de insulina por el páncreas y disminuye los niveles de glucosa en sangre, favoreciendo también la pérdida de peso.

La Dra. Arrieta destacó que los resultados del estudio LEADER (Liraglutide Effect and Action in Diabetes: Evaluation of cardiovascular outcome Results) revelaron que liraglutida redujo en un 22% el riesgo de muerte por eventos cardiovasculares en pacientes con diabetes tipo 2.

“Además del tratamiento adecuado que controle los niveles de glucosa en la sangre y reduzca el riesgo cardiovascular, es importante que los pacientes tengan una dieta saludable y eviten el consumo de alimentos con alto contenido de grasas saturadas y trans, azúcar y sal; realicen actividad física regular; dejen de fumar, y mantengan un monitoreo continuo de sus niveles de glucosa en la sangre”, indicó la especialista.

Finalmente, la Dra. Arrieta subrayó que el cuidado de la diabetes y la salud cardiovascular debe durar toda la vida. “Es importante que los pacientes pidan a sus médicos que evalúen y controlen su riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular. Así lograremos que la relación entre la diabetes y el corazón deje de ser peligrosa.”

No olvides siempre consultar a tu médico y evitar la automedicación.