Mitos y verdades sobre Mieloma Múltiple

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que se forma en un tipo de glóbulo blanco denominado «célula plasmática».

Las células plasmáticas ayudan a combatir las infecciones mediante la fabricación de anticuerpos que reconocen y atacan los microrganismos.

El mieloma múltiple hace que las células cancerosas se acumulen en la médula ósea, donde desplazan a las células sanguíneas sanas.

En lugar de producir anticuerpos útiles, las células cancerosas producen proteínas anormales que pueden provocar complicaciones.

He aquí unos de los mitos sobre esta enfermedad:

Todos los pacientes con mieloma múltiple presentan fracturas. Uno de los principales síntomas es dolor de huesos o fracturas sin razón alguna, sin embargo, este dolor, no siempre desencadena una fractura expuesta o interna. No tiene cura. Actualmente existen diversas alternativas de tratamientos, la selección dependerá de la etapa de la enfermedad y las alternativas que el médico considere mejores para cada caso. Incluso logrando remisiones de la enfermedad por largo tiempo.

Es hereditario. Sólo en un 5-10% de los casos, cuando se heredan genes que predisponen a desarrollar un determinado tipo de cáncer. Esta predisposición, no obstante, no implica la seguridad de que se llegue a tener la enfermedad. El cáncer es contagioso. Sólo unos pocos tipos de cáncer tienen su origen en la presencia de determinados virus en el organismo y en algunos casos existen vacunas para evitar la infección. Sólo se detecta al tacto. Al ser un tipo de tumor líquido hay varias formas de confirmar su aparición como a través de pruebas de laboratorio, biopsias, estudios por imágenes, entre otros.

Las lesiones causan cáncer. La realidad es que las caídas, los moretones, las fracturas de hueso u otras lesiones no están asociadas con el cáncer. A veces una persona que consulte a su médico por algo que considera una lesión podría descubrir en ese momento el cáncer, pero la lesión no lo causó; el cáncer ya existía. También sucede que a veces una persona recordará una lesión que le pasó hace mucho tiempo en el lugar en donde se le detectó cáncer. Es poco frecuente. En adultos, el mieloma múltiple es el segundo más frecuente de los tumores hematológicos. Sólo le dá a pacientes en edades avanzadas. Cada día se diagnostican pacientes en edades más tempranas como a partir de los 35 años.

Tags:

Entradas recientes