Queratocono afecta hasta un 30% de la población mexicana

El queratocono es una enfermedad progresiva y degenerativa con afección al ojo.

 

Lo que sucede es que la córnea, en una forma normal curveada, se deforma en un aspecto abultado. Este padecimiento sin actual cura, compromete la integridad de la población mexicana, ya que se estima que un 30% de los pacientes que atienden algún tipo de astigmatismo o afectación ocular, sufren queratocono.

 

El queratocono conlleva al desarrollo de un astigmatismo irregular, lo cual provoca desde baja agudeza visual hasta una perdida de la visión severa. Dicha enfermedad ocurre con mayor frecuencia entre los 20 y 30 años de edad y afecta indistintamente a hombre como a mujeres. El origen de dicha enfermedad sigue en investigación por especialistas, sin embargo avances indican que los mayores factores pueden ser tanto la genética como el medio ambiente. 

 

El Dr. Jorge Granados Soto, Médico Oftalmólogo de Optivisión Láser Polanco señala que, aunque la enfermedad ocurre en mayor frecuencia en personas de mediana edad, el ojo como órgano activo continúa en crecimiento para algunas personas incluso de la tercera edad, por tanto niños, adultos y adultos mayores no están exentas de padecer queratocono.

 

Cabe destacar que debido a la progresión variable del padecimiento, es importante identificar los signos del queratocono. Generalmente los síntomas ocurren durante la adolescencia y se caracterizan por tener visión borrosa o distorsionada, fotocopia, halos, irritación y aparición e incremento rápido de astigmatismo.

 

A partir de aquí la enfermedad progresa y al mismo tiempo la visión se deteriora ocasionando aumento de la distorsión, cambios frecuentes de anteojos, hinchazón y opacidad corneal, por lo que la única recuperación en estos casos es mediante un trasplante de córnea. 

 

Hasta hace unos años la única manera de tratar a una persona con queratocono era por medio de lente de contacto rígidos y para los casos más avanzados era el trasplante de córnea. Afortunadamente los avances en investigación para tratar este padecimiento han logrado rehabilitar la visión de los pacientes y frenar la progresión de la enfermedad.

 

Por su parte el Doctor Granados destaca que entre las innovaciones más modernas en el tratamiento del queratocono destacan las gotas de lubricantes, antialérgicos e inmunomodulares tópicos; lentes de contacto blandos y escleriales; implante de lente intraocular; crosslinking corneal; anillos intracorneales y en los casos más avanzados el trasplante de córnea. 

 

Es muy importante el diagnóstico precoz, por lo que asistir con un oftalmólogo calificado para identificar y frenar la progresión del queratocono mediante el tratamiento óptimo, puede evitar daño a la cornea y mejorar la salud visual del paciente. 

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload