Los abrazos de papá dejan una huella positiva en la vida de sus hijos

Los abrazos de papá dejan una huella positiva en la vida de sus hijos

 

Practicar el movimiento - a través del ejercicio- y el contacto afectivo, ayuda a potencializar el desarrollo psicomotriz del bebé y a formar seres más afectivos e interesados en la sociedad. 

 

Ciudad de México, 14 de junio de 2019 - Cada abrazo y cada contacto que papá brinda a su bebé tiene un impacto positivo en su crecimiento, al formar seres más sensibles, amorosos, involucrados, seguros, empáticos y desenvueltos en la sociedad.

 

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el rol de los papás en el cuidado de los hijos tiene un impacto positivo en su desarrollo cognitivo, social y emocional ya que, un papá que invierte tiempo de calidad con sus hijos deja una huella para toda la vida¹.

 

Para Beatriz Romo, neuróloga pediatra y experta de Abrazando su desarrollo by Huggies, se ha demostrado que los niños cuyos padres están presentes durante todo su crecimiento, suelen tener menos problemas conductuales y mejores resultados en el área psicológica y cognitiva, provocando mejores relaciones de amistad, más inteligencia, y mayor vocabulario a la edad de 3 años.

 

Por otro lado, cuando los papás se involucran en alimentar, bañar y jugar, los niños adquieren más seguridad de sí mismos y desarrollan conexiones más fuertes con sus pares. Además, el juego ayuda a los niños a regular mejor sus conductas y emociones.

 

De acuerdo con Abrazando su desarrollo by Huggies, plataforma de desarrollo psicomotriz infantil, el movimiento y el contacto afectivo son fundamentales para el correcto desarrollo psicomotriz del bebé y estos lazos se pueden lograr a través de actividades como el animal flow.

 

Según Ana Ransanz, coach de animal flow y certificada en entrenamiento funcional, con esta actividad se ejercita el cuerpo imitando los movimientos de animales, fortaleciendo todos los músculos y desarrollando habilidades como la resistencia, potencia, elasticidad, tonificación, velocidad, coordinación y la destreza.

 

La relación papá e hijo se fortalece a través de hacer ejercicio juntos, ya que los niños admiran e imitan a su papá y aspiran a ser como él, al mismo tiempo que papá quiere ser un ejemplo, por lo que se esfuerza más. 

 

A continuación, Ana te comparte algunos ejercicios que puedes realizar junto con tu pequeño en casa y en cualquier momento del día:

  • Fortalezcan sus piernas, su abdomen y mantengan su equilibrio actuando como un pato:

  1. Pónganse de cuclillas.

  2. Sujeten sus tobillos con tus manos por la parte trasera.

  3. Caminen sin soltar los tobillos; ya están caminando como pato.

  • Tonifiquen sus piernas y el abdomen imitando al oso:

    1. Colóquense en posición de gateo.

    2. Levanten las rodillas del piso, manteniendo el equilibrio.

    3. Comiencen a desplazarse hacia adelante como lo hiciera un oso, recuerden mantener su mirada al frente.

  •  

  • Trabaja el abdomen, las piernas y los brazos con la posición del elefante:

    1. Estírense lo más que puedan de la columna como un elefante sin despegar los pies ni las manos del piso.

    2. Levanten las rodillas del piso, manteniendo el equilibrio.

    3. Colóquense en posición de gateo.

 

Encuentra más ejercicios en la página de www.abrazandosudesarrollo.com.mx donde descubrirás información detallada y avalada por expertos en el tema como artículos infografías, videos con ejercicios prácticos y recomendaciones enfocadas a resolver las principales dudas y preocupaciones de las mamás, papás y la familia en general. 

#AbrazandoSuDesarrollo

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload