Tratamiento reduce la pérdida de volumen cerebral en pacientes con Esclerosis Múltiple

Solo el 43% de los pacientes con Esclerosis Múltiple está en tratamiento.

 

El 85% de los pacientes en México con esclerosis múltiple (EM), padecen el tipo remitente recurrente, lo que significa que se producen períodos con recaídas, seguidos de etapas de estabilización de duración variable que puede ser de días o meses. Asimismo, se calcula que en México cerca de 2 mil pacientes tienen esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR) altamente activa, lo que significa que tienen mayores brotes o recaídas.


En el marco del primer Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, Sanofi Genzyme se une a la conmemoración y reafirma su compromiso con los pacientes en México, en donde se conoce que existen cerca de 20 mil pacientes con EM, sin embargo, solamente el 43% de estos está en tratamiento. Esto significa que únicamente alrededor de 8 mil están siendo atendidos.  En consecuencia, aumentará la discapacidad de los pacientes que carecen de atención, y su calidad de vida disminuirá.

Al respecto, el Dr. Antonio Loaeza, director médico de Sanofi Genzyme, mencionó que “los pacientes con EMRR requieren de un tratamiento a la medida, de acuerdo a su tipo de enfermedad y del grado de progresión de la enfermedad. Si el paciente tiene el tratamiento adecuado, podrá seguir siendo productivo, pues no requerirá ayuda para caminar y podrá trabajar de manera normal”.

 

La pérdida de volumen cerebral de los pacientes con EM es hasta cuatro veces mayor a la que ocurre en sujetos sanos por el proceso normal de envejecimiento. Las lesiones cerebrales suceden en las recaídas o brotes del padecimiento, lo que da como resultado la pérdida de la productividad de los individuos, así como costos significativos asociados. A medida que la discapacidad se vuelve mayor, la carga económica de la EM en términos de costos de salud y pérdida de la productividad se va incrementando.

Actualmente existe un tratamiento altamente eficaz, indicado para pacientes adultos con EMRR con enfermedad activa que ha demostrado reducir la progresión de la discapacidad en los pacientes. El Dr. Loaeza, puntualizó que “alemtuzumab ayuda a normalizar la tasa de pérdida de volumen cerebral al intervalo del de personas sanas, asimismo el 85% de los pacientes tratados con esta terapia, han demostrado estar libres de recaídas después de 5 años de seguimiento”.

Durante el primer año de tratamiento, alemtuzumab se administra de una forma intravenosa durante cinco días seguidos y pasado un año se administra nuevamente durante tres días, una infusión, repitiendo esto hasta el tercer año. Esto significa que el primer año sólo se recibe tratamiento cinco días seguidos y no se recibe ninguna infusión más hasta después de un año. Posterior al tercer año, el paciente ya no requerirá más tratamiento.

 
Para finalizar, el Dr. Loaeza destacó que “hoy es importante que todos los pacientes tengan acceso a un tratamiento que logre menos recaídas, menor pérdida de masa cerebral y por consecuencia se retrase la incapacidad del paciente y se vea reflejado en su calidad de vida y productividad económica”.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload