Relación entre el uso de Dispositivos Médicos y el bienestar social

Amid presentó estudio sobre la relación entre el uso de Dispositivos Médicos y el bienestar social

 

En los últimos 20 años el progreso en la tecnología para la salud ha logrado que la población mundial gane 3.2 años de vida saludable.

 

La Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID) en colaboración con KPMG en México, firma multidisciplinaria que provee servicios de auditoría y asesoría presentó el estudio “Los Dispositivos Médicos en México: Impulsores del Bienestar Social y el Progreso”, que brinda un panorama de la industria y su contribución al desarrollo social del país.

 

El estudio reveló que la correcta adopción e implementación de Dispositivos Médicos aportan al bienestar de la población y contribuyen a ganar años de vida saludables. De acuerdo con datos de ADVAMED y Espicom, en tan sólo 20 años el progreso en la tecnología para la salud ha resultado en 15% de decremento en la tasa de mortalidad, 25% de decremento en discapacidades, y 56% de reducción en días de hospitalización, es decir, gracias a estos dispositivos la población ganó 3.2 años de vida saludable.

 

Bajo la política pública actual tendiente a la eficiencia y la transformación del país, nuestro sistema de salud tiene el reto de brindar soluciones de vanguardia que repercutan positivamente en el bienestar social y así garantizar que cada mexicano que lo requiera, sin importar su condición, pueda acceder a atención digna, oportuna y eficiente.

 

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para evaluar el bienestar social de un país, se deben considerar tres aspectos: condiciones materiales, sostenibilidad y calidad de vida, este último rubro contempla esperanza de vida y percepción del estado de salud.

 

 

Bienestar social: México se ubica ligeramente por debajo del promedio de la OCDE

 

En este sentido, los Dispositivos Médicos cobran relevancia al estar presentes en todo el proceso de atención al paciente: prevención, diagnóstico, tratamiento y complicaciones. Entre más innovadores sean los dispositivos con los que se atiende al paciente, mejores resultados se obtienen en cuanto a salud, gasto de bolsillo y ahorros al sistema público.

 

Carlos Jiménez, Presidente de la AMID, recordó: “En la última década, la industria de los Dispositivos Médicos creció a una tasa de 7.9%, muy por encima del crecimiento del PIB nacional y de países como Canadá, Brasil y Colombia, lo que da muestra de su importancia en cuestión de salud, pero también en generación de empleo y desarrollo social”. Sin embargo, reconoció que aún hay mucha oportunidad para incrementar el acceso a la población de estas tecnologías a fin de que el sistema goce de sus beneficios en cuestión de eficiencia y ahorros.

 

Enfermedades crónico degenerativas: una nueva pandemia

 

En México las enfermedades crónico degenerativas no transmisibles (ECNT), como la diabetes, el cáncer y los padecimientos cardiovasculares ocupan el primer lugar en número de muertes. Además, somos el segundo país de la OCDE con el índice más alto de gasto de bolsillo (41%), que representa un potencial riesgo en la economía de las familias mexicanas.

 

Por ello, es necesario implementar tecnologías innovadoras que permitan la prevención de enfermedades, el diagnóstico oportuno, tratamientos de vanguardia y monitoreo constante que permita que los pacientes se reincorporen a sus actividades productivas y recuperen su calidad de vida.

 

 

La adopción de Dispositivos Médicos debe verse como una prioridad costo-eficiencia, ya que reduce el gasto de bolsillo y los días de hospitalización, lo que representa un fuerte ahorro al sistema público.

 

Un ejemplo de ello es la diabetes causada por sobrepeso y obesidad, la cual le cuesta al Sistema de Salud más de 85,000 millones de pesos al año, generando más de 400 millones de horas laborales perdidas anualmente.

 

Es así como los Dispositivos Médicos tienen el potencial de continuar incidiendo en la resolución de los principales desafíos de México. Por ello, la AMID y sus 32 asociados trabajan continuamente para dar el siguiente paso en la transformación del sistema de salud en aras de promover el acceso y un mejor servicio.

 

“En AMID somos personas trabajando para otras personas. Queremos que los pacientes mexicanos tengan acceso a opciones innovadoras para recuperar la salud y poder continuar con su desarrollo de vida” concluyó Carlos Jiménez.

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload