Insuficiencia cardíaca, falla lenta y potencialmente mortal

La mayoría de los padecimientos cardiovasculares representan una de las 10 primeras causas de muerte y discapacidad en el mundo

En la Insuficiencia Cardíaca (IC) – una afección prolongada, duradera y potencialmente mortal – el corazón poco a poco reduce su capacidad para bombear sangre oxigenada al organismo la cual llega a acumularse en diversas partes como el tracto gastrointestinal, brazos y piernas, hígado, pulmones, entre otras, provocando síntomas en todo el cuerpo, por lo que es mejor acudir al médico.

Actualmente 50% de quienes padecen IC morirán después de 5 años de haber recibido su diagnóstico clínico pues en pacientes con insuficiencia cardíaca, la mayoría de los decesos se deben a causas cardiovasculares, principalmente muerte súbita y progresión de la enfermedad.

Debido a que la IC es una enfermedad incapacitante y potencialmente mortal, el foco del tratamiento, se centra hoy en el control de los síntomas, mejorar el estado clínico y capacidad funcional del paciente para que realice lo más normalmente posible sus actividades, así como prolongar la cantidad y calidad de vida, así como limitar costos catastróficos tanto para la familia como para el sistema público de salud.

La claves de tratamiento de la IC es la atención médica inmediata en combinación con diversas terapias, algunas son combinaciones muy innovadoras que están marcando una nueva era en el tratamiento de la enfermedad, mejorando la sobrevida y la calidad de vida de los pacientes, para reintegrar al paciente a sus actividades casi con toda normalidad.

Otra clave, siempre será el conocimiento de la IC, desde cómo prevenirla mediante hábitos saludables, hasta la importancia de acudir al médico para un diagnóstico – si es temprano mucho mejor – y tratamiento personalizado, que son dos de los temas que más impulsa la Asociación Pacientes de Corazón (PACO), una organización civil, sin fines de lucro, integrada principalmente por pacientes dedicados a sensibilizar e informar a otros pacientes y público en general, sobre el conocimiento y tratamiento de la IC.

La IC es un síndrome, es decir, un conjunto de signos, síntomas y complicaciones vinculadas a cualquier enfermedad que afecte de manera directa o indirecta al corazón, por lo que su atención oportuna, personalizada e integral es fundamental para los pacientes con enfermedades cardiovasculares (EC).

Entradas recientes