Faber-Castell presenta el set de plumones Connector con un libro de mandalas para iluminar

 

Iluminar mandalas es una de las múltiples técnicas de relajación orientales. Para adentrarse a ellos no es necesario conocer disciplinas expresas, ya que cada quien colorea según sus gustos, imaginación a intuición. Los mandalas son una expresión del alma, que ayuda a armonizar el mundo interior con el exterior, despertando los sentidos estimulando la creatividad y la práctica espiritual.

 

Desde sus inicios hace más de 250 años, la reconocida marca Faber-Castell promueve la creatividad y el despertar en la imaginación en compañía de todos sus productos, como es el caso del set de plumones Connector con un libro de 50 páginas con distintos diseños de mandalas, ideales para relajarse.

 

Los plumones Connector impresionan por sus brillantes y atrevidos colores que junto con fantásticas técnicas de dibujo,  aportan nuevas ideas y creatividad ilimitada. El clip especial en la tapa permite que los marcadores se unan para facilitar la organización y la limpieza. También se pueden utilizar para dibujar patrones paralelos o manualidades y juegos infantiles.

 

Los mandalas son más que algo simple y divertido de dibujar, significan un viaje y un punto de anclaje que también pone a prueba la paciencia y ayuda a eliminar el estrés, liberando la mente hacia los pensamientos positivos.

 

¿Cómo iluminarlos?

 

El primer paso es buscar un sitio tranquilo donde poder relajarse. Se puede poner música de fondo o dejar el ambiente en silencio. Es importante sentarse de forma cómoda, así como tener todo lo necesario a la mano, para poder concentrarse en el mandala una vez empiece el trabajo.

La imagen escogida será aquella que inspire algo en ese mismo momento. Es recomendable respirar de una forma profunda, rítmica y controlada para ayudar a alcanzar la relajación cuando se empiece a trabajar. Cuando ya está todo listo para empezar, es el momento de plantearse de qué forma se debe iluminar a través de dos técnicas principales.

 

La primera es pintar es iluminar desde afuera hacia dentro significa que la persona quiere “buscar su centro”, contactarse con la esencia de su subconsciente. 

La segunda consiste en iluminar desde adentro hacia fuera indica un ánimo de exteriorizar las emociones, de sacar lo que se lleva dentro. Una vez se empiece a trabajar, según el método elegido, hay que dejar que sea la intuición la que guíe Porejemplo, el estado de ánimo indicará los colores a utilizar.

No hay que ser perfeccionista al hacerlo,  lo principal es trabajar según lo dicte el ánimo y la intuición. Es fundamental disfrutar mientras se pinta. Al acabar, es recomendable dedicar unos minutos a contemplar el trabajo, dejar “que el mandala hable”, como aseguran quienes están acostumbrados a realizar esta actividad. Es lo que termina de dar sentido a lo que se acaba de hacer, que, en definitiva, es encontrarse y pasar un rato con uno mismo.

 

¿Qué significado tienen los colores?

 

Rojo

Corresponde al primer chakra. Su planeta es Marte. Representa el cuerpo, la tierra, el infierno. El rojo indica vida, fuerza, vigor y resistencia. Es beneficioso en problemas circulatorios y de anemia. Aumenta la vitalidad del cuerpo físico y la capacidad de lucha por la vida. Proporciona ayuda en los estados depresivos y apáticos. Estimula el flujo energético. Es el color de la acción.

 

Verde

Corresponde al cuarto chakra. Es el color de la curación, el color de los médicos. Tiene la vibración del crecimiento, la expansión y el rejuvenecimiento. Su planeta es Venus. Los que prefieren el verde son personas que tienen perseverancia para conseguir los fines propuestos, buenos vecinos y padres, amantes de la belleza y del arte. Simboliza la armonía y la paz. El color verde tranquiliza los nervios y calma el espíritu. Es el color de la sanación.

 

Amarillo

Es el color del tercer chakra, el plexo solar. Su planeta es Mercurio. Este color significa buena salud, simpatía, facilidad de aprender, alegría, receptividad, desarrollo del intelecto, sabiduría, creatividad y fuerte carácter. El amarillo ayuda en los cambios, a tomar decisiones y trae claridad mental. Es el color para enfrentar nuestros miedos.

 

Índigo

Corresponde al sexto chakra y al planeta Urano. Se relaciona este color con la felicidad, buena memoria, comunicación y deseo de expresar creatividad. Así como con el contacto, buenas habilidades de concentración, entusiasmo y deseo de armonía. Ayuda a expresar por medio de la acción. Es el color de la fuerza y la voluntad. 

 

Violeta

Corresponde al séptimo chakra. Es un color que evoca lo místico, lo mágico, la espiritualidad, la inspiración, la tolerancia. Las personas que tienen una preferencia por el violeta tienen un carácter muy firme, buenas habilidadesmentales, saben razonar, son íntegras. Es el color de los artistas, personasmuy creativas que disfrutan la vida. El violeta ayuda con los dolores de cabeza, lumbago y asma, en combinación con el rojo.

 

Azul

Corresponde al quinto chakra. Simboliza el cielo, la contemplación y la oración, la espiritualidad, la tranquilidad, la relajación, el equilibrio emocional y el pacifismo. Es el chakra de la comunicación, permite lograr entendimiento y claridad. Beneficioso para cuando hay fiebre, eccemas, gripe e inflamación.

 

Blanco

Es el vacío, la iluminación, la perfección, la virtud, templanza e integridad, empatía, lealtad e inocencia. Su planeta es la Luna. Representa la conexión con los ángeles y la vida espiritual. Es el color de la pureza y la bondad.

 

Naranja

Es el color del segundo chakra. Es el color del sol y significa vitalidad, autocontrol, los frutos de la tierra, conexión con la naturaleza, espíritu joven, buena salud y confianza en sí mismo. La preferencia por el naranja refleja un temperamento artístico. Personas que prefieren el naranja son muy sociables y tienen buenas relaciones con todo tipo de gente.  Este color es beneficioso para resfriados, bronquitis, problemas de riñón, vejiga y hemorragias. Es el color de la abundancia.

 

Acerca de Faber-Castell

 

Faber-Castell es una de las empresas líderes en el mundo en productos de alta calidad para la escritura, el dibujo y la creatividad, así como en productos cosméticos Con más de dos mil millones de lápices y bolígrafos por año y alrededor de 8,000 empleados, Faber-Castell es uno de los fabricantes de lápices de madera másimportantes del mundo. Actualmente, la compañía está representada en más de 120 países y tiene sus propias instalaciones de producción en nueve países y filiales de ventas en 23 países. La empresa industrial Faber-Castell, establecida en 1761, es una de las compañías más antiguas del mundo y ha sido propiedad de la misma familia durante nueve generaciones. La compañía debe su posición de liderazgo en el mercado internacional a un compromiso tradicional con la más alta calidad y la gran cantidad de innovaciones de productos.

 

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload